Legislación
Área de Filosofía en la Enseñanza Media
Torre de Babel Ediciones
Portal de Humanidades
Historia de la Filosofía
Resúmenes  Ejercicios
Biblioteca del Pensamiento
Textos íntegros de Humanidades
Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano Biografías y semblanzas
Vidas y referencias biográficas de los filósofos  y pensadores
Razón Vital
Foro dedicado a José Ortega y Gasset

Psicología Vocabulario
 


LEY ORGÁNICA DE
EDUCACIÓN (LOE)

(índice general)

NUEVA SELECTIVIDAD
PAU

Estructura y currículo del Bachillerato Loe (Ministerio)
 

ORDENACIÓN Y ENSEÑANZAS DEL BACHILLERATO LOE EN ANDALUCÍA
 

CURRÍCULO DEL BACHILLERATO
(Comunidad de Andalucía)

Artículos 1-15 y Disposiciones adicionales
y finales

(Principios, orientaciones metodológicas, autonomía de los centros, apoyo al profesorado, estructura, materias, currículo, refuerzos
adaptaciones curriculares... del Bachillerato LOE)

 

Anexo I - Enseñanzas propias de la Comunidad Autónoma de Andalucía para el Bachillerato LOE

I. Materias comunes

Ciencias para el mundo contemporáneo - Bachillerato Andalucía

Educación Física - Bachillerato Andalucía

Filosofía y Ciudadanía - Bachillerato Andalucía

Lengua Castellana y Literatura I y II - Bachillerato Andalucía

Lengua Extranjera I y II - Bachillerato Andalucía

Historia de la Filosofía - Bachillerato Andalucía

Historia de España - Bachillerato Andalucía
 


II. Materias de modalidad

A) Modalidad de Artes 

Vía de Artes plásticas, diseño e imagen

Dibujo Artístico I y II - Bachillerato Andalucía

Dibujo Técnico I y II - Bachillerato Andalucía

Volumen - Bachillerato Andalucía

Cultura Audiovisual - Bachillerato Andalucía

Historia del arte - Bachillerato Andalucía

Técnicas de Expresión Gráfico-Plástica - Bachillerato Andalucía

Diseño - Bachillerato Andalucía

 

Vía de Artes escénicas, música y danza

Análisis Musical I y II - Bachillerato Andalucía

Anatomía Aplicada - Bachillerato Andalucía

Artes Escénicas - Bachillerato Andalucía

Historia de la Música
y de la Danza - Bachillerato Andalucía

Literatura Universal - Bachillerato Andalucía

Lenguaje y Práctica Musical - Bachillerato Andalucía

 


B) Modalidad de Ciencias
y Tecnología 


Biología y Geología - Bachillerato Andalucía

Dibujo Técnico I y II - Bachillerato Andalucía

Física y Química - Bachillerato Andalucía

Matemáticas I y II - Bachillerato Andalucía

Tecnología Industrial I y II - Bachillerato Andalucía

Biología - Bachillerato Andalucía

Ciencias de la Tierra y medioambientales - Bachillerato Andalucía

Electrotecnia - Bachillerato Andalucía

Física - Bachillerato Andalucía

Química - Bachillerato Andalucía


C) Modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales  
 

Latín I y II - Bachillerato Andalucía

Griego I y II - Bachillerato Andalucía

Matemáticas aplicadas a
las Ciencias Sociales I
y II - Bachillerato Andalucía

Economía - Bachillerato Andalucía

Historia del Mundo Contemporáneo - Bachillerato Andalucía

Historia del arte - Bachillerato Andalucía

Literatura Universal - Bachillerato Andalucía

Economía de la Empresa - Bachillerato Andalucía

Geografía - Bachillerato Andalucía
 

Anexo II - Objetivos, contenidos y criterios
de evaluación correspondientes a las materias optativas de Bachillerato LOE

Proyecto integrado - Bachillerato Andalucía

Segunda lengua extranjera - Bachillerato Andalucía

Tecnologías de la información y la comunicación - Bachillerato Andalucía
 

Anexo III - Horario lectivo semanal de Bachillerato LOE

 

 


LENGUAJE Y PRÁCTICA MUSICAL
BACHILLERATO LOE - COMUNIDAD AUTÓNOMA DE ANDALUCÍA

ORDEN de 5 de agosto de 2008, por la que se desarrolla el currículo correspondiente al Bachillerato en Andalucía. Consejería de Educación (BOJA núm. 169, 26 de agosto de 2008, págs. 98-222)

   
   

ANEXO I - ENSEÑANZAS PROPIAS DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE ANDALUCÍA
 PARA EL BACHILLERATO

II. MATERIAS DE MODALIDAD - A) MODALIDAD DE ARTES - Vía de Artes escénicas, música y danza
 

LENGUAJE Y PRÁCTICA MUSICAL (BOJA. núm. 169, 26-8-2008, págs. 160-163)

El currículo de Lenguaje y práctica musical incluye los objetivos, contenidos y criterios de evaluación establecidos para esta materia en el Real Decreto 1467/2007, de 2 de noviembre, junto con las aportaciones específicas para la Comunidad Autónoma de Andalucía que se desarrollan a continuación. Con respecto a los criterios de valoración de los aprendizajes para esta materia, no se realizarán consideraciones específicas, más allá de lo establecido en el Anexo I del citado Real Decreto.

Relevancia y sentido educativo.

Desde los más remotos tiempos, allí donde ha estado el ser humano, ha habido algún tipo de manifestación musical, sea a través del ritmo, la danza, la canción o el juego con instrumentos sonoros o musicales. El hecho musical es algo mágico que puede conectar con lo desconocido, lo divino y lo íntimo. A través de él la persona se relaciona con la comunidad y expresa sentimientos y emociones. La práctica de este lenguaje de una forma u otra, individual o colectiva, ha sido norma común en todas las épocas y civilizaciones.

Cada sociedad codifica sus elementos musicales de acuerdo con sus convicciones y necesidades comunicativas, determinadas a su vez por diversos condicionantes culturales. Todo ello contribuye a definir la idiosincrasia de un pueblo y Andalucía es un ejemplo notable de lo dicho. Hablar de cultura andaluza, es hablar entre otras cosas de su música, una música diferenciada y diferenciadora que configura nuestra identidad.

El repertorio andaluz de música popular es uno de los más ricos y extensos de España y hay que destacar que nuestro país, y especialmente nuestra comunidad, es uno de los pocos reductos donde hasta el día de hoy se mantiene una tradición oral viva. Es por tanto lógico que, desde el estudio del lenguaje musical y su práctica, se incida en todos los aspectos que permitan al alumnado el acercamiento, conocimiento y estudio del patrimonio musical andaluz, que supone un amplísimo patrimonio cultural integrado por todo tipo de canciones y estilos, que nos dan muestra de nuestras raíces con respecto a las distintas comunidades de nuestro país. Tampoco se puede olvidar que nuestro presente también se forja con otras realidades y culturas que han de tener cabida en la materia, ayudando a romper prejuicios y favoreciendo la interculturalidad, haciendo que el pluralismo cultural esté presente, con el fin de preparar al alumnado para vivir en una sociedad en la que las aportaciones de las diversas culturas sirvan como elementos de enriquecimiento personal y social, y no como causas de separación y exclusión.

El alumnado abordará esta asignatura tanto en el ámbito conceptual como en el procedimental, a partir del reconocimiento, experimentación y relación de los diferentes elementos constitutivos de la música: ritmo, melodía, armonía, y textura, el contraste entre el sonido y el silencio, y la utilización de diversas formas y procedimientos compositivos con una profundización en el estudio de la notación musical convencional y no convencional.

La materia de Lenguaje y Práctica Musical continúa profundizando la formación musical, en la modalidad de bachillerato de Artes, y se organiza en torno a dos aspectos. El primero es la progresión en el conocimiento de los elementos morfológicos y sintácticos constitutivos del lenguaje musical; el segundo, el desarrollo de las capacidades vinculadas con la expresión: la creación y la interpretación musical.

El currículo se articula sobre cuatro grandes ejes: las destrezas necesarias para la práctica musical, la audición comprensiva, la teoría musical y la expresión musical a través de la interpretación y la creación. Por último, se incluye un bloque dedicado al conocimiento de las posibilidades que ofrece la tecnología en la creación y edición musical. La ampliación de esta materia se encaminaría hacia las prácticas, destrezas y conocimientos de otras disciplinas afines y complementarias como las formas musicales, la historia de la música o el conocimiento de los instrumentos y sus agrupaciones.

El estudio de esta materia se hará abordando los núcleos de contenidos que a continuación se comentan. A dichos comentarios seguirán algunas sugerencias sobre la metodología y recursos que hayan de ponerse en juego a lo largo del curso para desarrollar estos núcleos de contenidos.

Núcleos temáticos.

Tomando como principal objetivo de esta materia el favorecer la sensibilidad musical y el placer estético desde los conocimientos que se adquieren, los núcleos temáticos que se establecen para bachillerato exigen que haya una continua relación entre ellos, por lo que no implican necesariamente una secuenciación salvo cuando se estructuren de forma cronológica o incluyan temas en los que se profundice progresivamente a partir de los conocimientos adquiridos. A través de este procedimiento el alumnado podrá adquirir una formación que le permita valorar críticamente las distintas manifestaciones musicales que ofrece nuestra sociedad. Es necesario recordar que en esta materia, el proceso de aprendizaje debe darse siempre en el contexto de la experiencia musical, experiencia que debe partir desde la intuición y la práctica para luego pasar al ámbito intelectual del análisis y la escritura.

Los núcleos temáticos propuestos son los siguientes:

1. Destrezas musicales.

2. La audición comprensiva.

3. La teoría musical.

4. La creación y la interpretación.

5. Las tecnologías aplicadas al sonido.

1. Destrezas musicales.

Relevancia y sentido educativo.

La voz es el medio expresivo más natural e importante con el que contamos los humanos, tanto en el terreno musical como en el de la palabra hablada. Es el instrumento comunicativo y expresivo por excelencia. La voz en su doble actividad de lenguaje y de canto, y este último como fusión de música y lenguaje, es vehículo ideal para desarrollar espontáneamente la expresión y la comunicación. El trabajo con la voz permite utilizar un medio expresivo y rico, fuente de conocimiento de la literatura oral y en especial de la canción, manifestación musical con variedad expresiva, combinando la palabra con los elementos técnico-musicales.

Por su parte, la música es una manifestación artística que, con diferentes lenguajes, se produce en todas las culturas. En la mayoría de ellas, el componente rítmico es de singular importancia y está indisolublemente asociado al movimiento y a la danza. Las expresiones instrumental, vocal y corporal, que colaboran en el desarrollo de capacidades motrices, de equilibrio y coordinación, deben utilizarse apropiadamente teniendo en cuenta las características del alumnado.

Contenidos y problemáticas relevantes.

Una de las primeras vivencias musicales de los seres humanos en la infancia está unida a la percepción del ritmo, que provoca una respuesta motriz consistente en ajustar coordinadamente los propios movimientos corporales con el pulso musical, de ahí la importancia de la interiorización del pulso a través de la experiencia, del movimiento en el espacio o asociado a la percusión corporal e instrumental.

Se engloban en el presente núcleo contenidos relacionados con los siguientes aspectos:

- Utilización de la voz, individual o colectivamente, partiendo del conocimiento del aparato fonador, su funcionamiento, la respiración, emisión, articulación, etc.

- Realización, vocal o instrumental, de fórmulas rítmicas básicas originadas por el pulso binario o ternario, sus variantes, grupos de valoración especial, cambios de compás, la síncopa, la anacrusa, etc.

- Desarrollo de la lateralidad a través de la realización simultánea de diferentes ritmos.

- Práctica de la lectura en las claves de Sol y Fa en cuarta y de la escritura tanto melódica como armónica.

- Entonación, individual o colectiva, de intervalos melódicos, de arpegios o de acordes, incluyendo también para ello ejemplos del folclore popular andaluz.

- Interpretación vocal o instrumental, atendiendo a las indicaciones relativas a la expresión, a la dinámica, a la agógica, a la articulación de los sonidos y sus ataques y de la ornamentación musical.

- Interpretación memorizada de obras vocales adecuadas al nivel con o sin acompañamiento.
 

LENGUAJE Y PRÁCTICA MUSICAL - BACHILLERATO LOE - COMUNIDAD AUTÓNOMA DE ANDALUCÍA
ORDEN de 5 de agosto de 2008, por la que se desarrolla el currículo correspondiente al Bachillerato en Andalucía. Consejería de Educación - ANEXO I - ENSEÑANZAS PROPIAS DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE ANDALUCÍA PARA EL BACHILLERATO - II. MATERIAS DE MODALIDAD - A) MODALIDAD DE ARTES - Vía de Artes escénicas, música y danza - LENGUAJE Y PRÁCTICA MUSICAL (BOJA. núm. 169, 26-8-2008, págs. 160-163)
 

2. La audición comprensiva.

Relevancia y sentido educativo.

Mediante la audición comprensiva se orienta al alumnado hacia la identificación de los elementos integrantes del discurso musical y su función dentro de éste. La audición debe ser el punto de partida sobre el cual se inicie el análisis y la reflexión de los fenómenos musicales para favorecer la capacidad de abstracción y reflexión.

Al trabajar sobre este núcleo deberá prestarse atención a las transformaciones que la evolución de la música ha provocado en sus contenidos en cuanto a fórmulas rítmico-métricas y ordenaciones atípicas de compases convencionales, desapareciendo las líneas divisorias para dar paso a una nueva articulación o acentuación. Se tendrá en cuenta la evolución de la música hacia las nuevas corrientes no tonales.

Contenidos y problemáticas relevantes.

El proceso de adquisición de los conocimientos del lenguaje musical ha de basarse necesariamente en el desarrollo de las destrezas para discriminar, gracias a la audición comprensiva, los elementos del lenguaje, a la vez que se desarrolla la capacidad para identificarlos con los símbolos de la grafía musical, la lecto-escritura y la memoria.

El mundo de la composición musical ha evolucionado con llamativa rapidez desde la primera veintena de este siglo. Los elementos rítmicos ganan en protagonismo y las unidades métricas que los contienen y representan se superponen, se mezclan, se suceden en una constante variación, aparecen nuevas fórmulas rítmico-métricas, se hacen atípicas las ordenaciones rítmicas de los compases que podríamos llamar usuales o convencionales o, decididamente desaparecen, arrastrando tras de si la línea divisoria periódica para dejar paso a una nueva articulación o acentuación sin unidad única referencial de pulso. El repertorio de obras se extiende a lo largo de diferentes épocas y estilos y el material de trabajo debe recoger también esta panorámica extensa, no limitando el trabajo a ejercicios híbridos en cuanto a estilos, formas y contenidos, haciendo especial hincapié en la música popular y folclore andaluz.

Se engloban en el presente núcleo los siguientes contenidos:

- Percepción, identificación del pulso, de los acentos, de los compases binarios, ternarios y cuaternarios.

- Percepción, identificación auditiva y transcripción de los acordes mayores y menores, las funciones tonales, los modos, las texturas musicales y los timbres instrumentales en las obras escuchadas o interpretadas.

- Percepción, identificación y trascripción de fórmulas rítmicas básicas originadas por el pulso binario o ternario, grupos de valoración especial, signos que modifican la duración, cambios de compás, la síncopa, la anacrusa, etc. Iniciación a las grafías contemporáneas.

- Reconocimiento auditivo, reproducción memorizada vocal y trascripción de los intervalos, fragmentos melódicos, de los esquemas rítmicos y de las melodías resultantes de la combinación de dichos elementos.

- Identificación de errores o diferencias entre un fragmento escrito y lo escuchado.

- Práctica de la lectura de obras musicales utilizando partituras.

- Identificación auditiva de las características morfológicas básicas de las obras musicales, tanto las que tienen como fundamento el lenguaje de la música culta como las que tienen como fundamento los lenguajes musicales contemporáneos, el «jazz», el «rock» y el flamenco.

- Rasgos identificativos de la música y el baile popular en Andalucía: melódicos, rítmicos, armónicos, lingüísticos, etc.

- Transcripción de esquemas armónicos de las obras escuchadas. Audición de obras o fragmentos de obras que propicien el conocimiento del folclore musical andaluz.

3. La teoría musical.

Relevancia y sentido educativo.

La escritura musical es un objeto básico para fijar las propias ideas o repetir las ajenas a través de un código de signos cuyo dominio garantice el uso formal correcto del mismo, Pero no debe olvidarse que la representación gráfica de un hecho sonoro no es más que una pequeña parte del mismo, y que el producto final se consigue con la interpretación, a la que ayudará la interrelación de las diferentes disciplinas, tanto teóricas como prácticas.

Una comprensión del hecho musical está estrechamente relacionada con el conocimiento directo del lenguaje musical, es decir, de la estructura del lenguaje, el sistema de su organización, del modo de selección y organización convencionalmente admitida, de los sistemas sonoros. Se pretende en la asignatura tener conocimiento de una terminología precisa y de unos contenidos de diferentes disciplinas relacionadas con el lenguaje musical y conocer su aplicación práctica de forma autónoma.

Contenidos y problemáticas relevantes.

De la misma manera que en el lenguaje oral, también puede hablarse de elementos morfológicos y sintácticos del lenguaje musical. La notación musical es sólo un medio para registrar algunos tipos de música occidental. No es un código que deba conocerse antes de que se pueda realizar una práctica musical. De esto no sólo se puede deducir que el estudio de la notación no es imprescindible para hacer música, sino también que algunas músicas no pueden escribirse utilizando el código de notación tradicional y que otras, simplemente, no se escriben.

Por otra parte, el conocimiento del lenguaje musical proporciona la comprensión de los elementos y reglas que lo forman proporcionando así al alumno y a la alumna la capacidad de expresarse musicalmente, a través de la improvisación, la interpretación o la creación de pequeñas obras. De esta manera se completa el proceso de adquisición de un lenguaje. Ello hace que esta herramienta al servicio de la comunicación, indisolublemente unida al pensamiento, a la creación y a la expresión del hecho musical concreto, esté obligada a abordar, para ser una verdadera herramienta de comunicación, los lenguajes de cuantas músicas sean demandadas por la sociedad.

Se engloban en el presente núcleo los siguientes contenidos:

- Conocimiento de las grafías de las fórmulas rítmicas básicas a partir del pulso binario, ternario y cuaternario, los grupos de valoración especial contenidos en un pulso, signos que modifican la duración, simultaneidad de ritmos, síncopa, anacrusa, cambios de compás, cambios de equivalencias metronómicas sobre pulso o figura, etc.

- Conocimiento de las grafías y los términos relativos a la expresión musical, la dinámica, el tempo, la agógica, la articulación musical, el ataque de los sonidos y la ornamentación musical. Identificación, así como la correcta interpretación de los términos y signos que afectan a la expresión. Los ritmos característicos de las danzas y en obras musicales.

- El conocimiento de la música popular andaluza; percepción, interiorización e identificación del pulso y del acento en el flamenco; clasificación y características básicas de los cantes, estilos o palos flamencos. La tonalidad, modalidad, la Bimodalidad en el flamenco, funciones tonales, intervalos, acordes básicos y complementarios, cadencias: cadencias conclusivas y suspensivas, procesos cadenciales, la cadencia andaluza, la modulación, las escalas: la escala frigia. El ámbito sonoro de las claves.

  - Conocimiento de las normas de la escritura melódica y los principales sistemas de cifrado armónico. Los sonidos de ornamentación e intensificación expresiva y comprensión del efecto que producen en la música. El fenómeno físico-armónico, el movimiento ondulatorio, la serie de Fourier. Fundamentos de los sistemas de afinación. Las proporciones asociadas a los intervalos. La transmisión y amortiguación del sonido. Las características acústicas de los instrumentos.

LENGUAJE Y PRÁCTICA MUSICAL - BACHILLERATO LOE - COMUNIDAD AUTÓNOMA DE ANDALUCÍA
ORDEN de 5 de agosto de 2008, por la que se desarrolla el currículo correspondiente al Bachillerato en Andalucía. Consejería de Educación - ANEXO I - ENSEÑANZAS PROPIAS DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE ANDALUCÍA PARA EL BACHILLERATO - II. MATERIAS DE MODALIDAD - A) MODALIDAD DE ARTES - Vía de Artes escénicas, música y danza - LENGUAJE Y PRÁCTICA MUSICAL (BOJA. núm. 169, 26-8-2008, págs. 160-163)
 

4. La creación y la interpretación.

Relevancia y sentido educativo.

A través del estudio del lenguaje musical se facilita la tarea para ejecutar, analizar, comprender y aprender todo lo que las obras musicales significan, dado que el repertorio instrumental abarca distintas etapas y estilos. Los materiales de trabajo en esta materia deben recoger esta amplia diversidad.

El conocimiento del hecho musical será completo cuando se desarrolle la capacidad de expresión de los distintos elementos y procedimientos estudiados, empleándolos el alumnado en diferentes formas de creación personal, composiciones breves o improvisaciones. Los conocimientos adquiridos deben dirigirse a potenciar las facultades creativas y analíticas del alumnado, valoración de la obra artística y sus creadores, el rigor en el estudio y una capacidad de colaboración y participación en actividades de grupo.

Contenidos y problemáticas relevantes.

La música tiene como finalidad la comunicación y eso requiere desarrollar las destrezas necesarias para crear e interpretar piezas vocales e instrumentales, a través de las cuales se producirá el desarrollo de las capacidades expresivas del alumnado. La posibilidad de recrear, de expresarse musicalmente, la proporciona en primera instancia la voz humana, y de ahí la conveniencia de experimentar el placer del canto, solo o en grupo.

La práctica instrumental que el alumnado realiza en este nivel y su actividad de conjunto lo está poniendo ya en contacto con una literatura musical rica, amplia y compleja. El lenguaje musical y su práctica deben desvelarles todos los conceptos y facilitarles la tarea de realizar, analizar, comprender y aprender cuanto las obras significan.

Todas estas acciones deben dirigirse a potenciar unas actitudes de desarrollo orgánico en las facultades creativas y analíticas del alumnado, así como a una búsqueda de rigor en el estudio, de respeto y valoración de la obra artística y sus creadores, y a una capacidad de colaboración y participación en actividades de grupo, basada tanto en la consideración hacia todo su entorno físico y humano, como en el respeto y valoración de sí mismos.

Se engloban en el presente núcleo los siguientes contenidos:

- La música como medio de comunicación y de expresión artística y personal.

- Composición e improvisación piezas musicales, individualmente y en grupo, a partir de elementos morfológicos del lenguaje musical trabajadas previamente.

- Creación musical, improvisada o no, usando los elementos del lenguaje con o sin propuesta previa.

- Interpretación vocal individual, con o sin acompañamiento instrumental.

- Elaboración de arreglos para canciones seleccionando y combinando los elementos constitutivos del lenguaje musical.

- Interpretación colectiva y memorización de piezas vocales a una y dos voces.

- Interpretación individual o en grupo de piezas musicales con los instrumentos disponibles del aula manteniendo el tempo y respetando las indicaciones de la partitura.

- Interpretación de obras instrumentales y vocales realizadas en Andalucía o relacionadas con la Comunidad y con sus culturas.

- Interiorización del pulso, realización de ritmos a través de la práctica de actividades de danza y movimiento evolucionando en el espacio y componiendo figuras armoniosas acordes con el carácter de la música.

- Creación e interpretación de repertorio instrumental como resultado de progresos de investigación: búsqueda de estructuras. Realización de esquemas para la improvisación.

5. Las tecnologías aplicadas al sonido.

Relevancia y sentido educativo.

Nuestra comunidad siempre ha mantenido una especial sensibilidad hacia el tratamiento y uso de la tecnología en el aula; esto queda perfectamente reflejado en los objetivos que se han planteado respecto a la creación de los centros TICs, teniendo en cuenta que el uso de los recursos tecnológicos en el campo de la música posibilita el conocimiento y dominio básico del hardware y el software, la producción de mensajes musicales, audiovisuales y multimedia, que tan habitualmente forman parte de la vida cotidiana de nuestros jóvenes de hoy. En este aspecto se trata de formar a nuestros alumnos y alumnas para que hagan un uso racional y correcto de estas tecnologías.

Las aplicaciones en este campo son numerosas, y entre ellas deben destacarse especialmente el análisis y tratamiento del sonido, la composición de obras musicales, y las que supongan una ayuda para aclarar o profundizar los aspectos conceptuales de la asignatura. Se trata por tanto de acceder, por un lado, a las infinitas posibilidades que el ordenador ofrece a la hora de procesar el sonido y de trabajar el aspecto melódico, el armónico y el tímbrico, y por otro, a las herramientas de autor para favorecer el aprendizaje del alumnado.

Contenidos y problemáticas relevantes.

Para desarrollar los contenidos de este bloque serán de especial utilidad los programas reproductores de audio, secuenciadores, editores de sonidos, editores de partituras, analizadores de espectro y osciloscopio. Igualmente se trabajará con datos y recursos musicales obtenidos en diferentes páginas web.

No se deben obviar las posibilidades interactivas del sistema informático, de modo que, siempre y cuando los materiales y condiciones reales existentes en cada centro lo hagan posible, se utilizará el ordenador como un vehículo más en la transmisión de los conocimientos, así como en la adquisición de aptitudes, actitudes y habilidades.

Se engloban en el presente núcleo los siguientes contenidos:

- La señal analógica y la señal digital.

- La digitalización del sonido analógico.

- La síntesis de sonido: el muestreo (samplers), los filtros de frecuencias, multipistas.

- El hardware musical: los ordenadores, las tarjetas de sonido, las conexiones.

- Tipos de software musical: editores de partituras, secuenciadores, programas generadores de acompañamientos, mesa de mezclas.

- El software libre.

- Práctica de los sistemas de grabación, analógica o digital, de procesamiento de sonidos de comunicación MIDI, en interpretaciones o creaciones propias.

- El uso de la música con soporte electrónico en producciones escénicas o audiovisuales. Música e internet: archivos, MP3, páginas y buscadores musicales.

- Los programas musicales multimedia: concepto general, finalidad, tipos. CD-Rom. Búsqueda de recursos musicales a través de la red Internet.

- Realización de sonorizaciones, bien a través de la improvisación, composición o selección musical, de textos o de imágenes.

Sugerencias sobre metodología y utilización de recursos.

La finalidad esencial del lenguaje musical es el desarrollo de las capacidades vocales, rítmicas, psicomotrices, auditivas y expresivas, de modo que el código musical pueda convertirse en instrumento útil y eficaz de comunicación y representación, funciones básicas que aparecen en la práctica musical, al igual que en toda actividad lingüística. Es importante destacar esta finalidad comunicativa para adoptar un enfoque basado en la expresión y en el conocimiento de un sistema de signos que sólo adquieren sentido cuando están interrelacionados, cuando configuran un discurso. Por ello, el proceso de adquisición de los conocimientos del lenguaje musical deberá apoyarse en procedimientos que desarrollen las destrezas necesarias para la producción y recepción de mensajes.

La acción pedagógica se dirigirá a conseguir un dominio de la lectura y escritura que proporcione al alumnado autonomía para seguir profundizando posteriormente en el aprendizaje del lenguaje, sin olvidar que la comprensión auditiva es una capacidad que hay que desarrollar sistemáticamente, por ser el oído la base de la recepción musical. Asimismo, es esencial que el alumnado vea que lo aprendido es útil en su práctica instrumental.

En esta materia se partirá de los principios de intervención educativa derivados de la teoría del aprendizaje significativo. Según esta concepción nuestra tarea va a basarse en un conjunto de enfoques que confluyen en unos principios didácticos. No se trata de prescripciones educativas en sentido estricto, sino de líneas generales, ideas marco que orientan la intervención educativa de los docentes. Todos los principios psicopedagógicos recogidos anteriormente giran en torno a una regla básica: la necesidad de que los alumnos y las alumnas realicen aprendizajes significativos y funcionales.

El aprendizaje del lenguaje musical no se ha de circunscribir única y exclusivamente al bloque de contenidos que lo trata específicamente sino que ha de estar presente, en mayor o menor medida, en todo el proceso de enseñanza-aprendizaje de la música.

Para que exista una línea de progreso positiva y coherente respecto al aprendizaje del lenguaje musical a lo largo de todo el proceso educativo ha de existir una coordinación real y práctica entre los diferentes niveles educativos produciéndose un transvase recíproco de experiencias y metodologías que revertirá en beneficio de la educación musical. Se ha de producir una relación constante entre el aprendizaje de cualquier elemento de la música y el del lenguaje musical propiamente dicho.

 

LENGUAJE Y PRÁCTICA MUSICAL - BACHILLERATO LOE - COMUNIDAD AUTÓNOMA DE ANDALUCÍA
ORDEN de 5 de agosto de 2008, por la que se desarrolla el currículo correspondiente al Bachillerato en Andalucía. Consejería de Educación - ANEXO I - ENSEÑANZAS PROPIAS DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE ANDALUCÍA PARA EL BACHILLERATO - II. MATERIAS DE MODALIDAD - A) MODALIDAD DE ARTES - Vía de Artes escénicas, música y danza - LENGUAJE Y PRÁCTICA MUSICAL (BOJA. núm. 169, 26-8-2008, págs. 160-163)

 

Rincón Literario

"La música es, pues, un verdadero goce; y como la virtud consiste en saber gozar, amar, aborrecer, como pide la razón, se sigue que nada es más digno de nuestro estudio y de nuestros cuidados que el hábito de juzgar sanamente las cosas y de poner nuestro placer en las sensaciones honestas y en las acciones virtuosas. Ahora bien, nada hay tan poderoso como el ritmo y el canto de la música, para imitar, aproximándose a la realidad tanto como es posible, la cólera, la bondad, el valor, la misma prudencia, y todos los sentimientos del alma, como igualmente todos los opuestos a éstos. Los hechos bastan para demostrar cómo la simple narración de cosas de este género puede mudar la disposición del alma; y cuando en presencia de simples imitaciones se deja uno llevar del dolor y de la alegría, se está muy cerca de sentir las mismas afecciones en presencia de la realidad. Si al ver un retrato, siente uno placer sólo con mirar la copia que tiene delante de sus ojos, se consideraría ciertamente dichoso si llegara a contemplar la persona misma, cuya imagen tanto le había encantado. Los demás sentidos, como el tacto y el gusto, no reproducen ni poco ni mucho las impresiones morales; el sentido de la vista lo hace suavemente y por grados, y las imágenes a que aplicamos este sentido, concluyen poco a poco por obrar sobre los espectadores que las contemplan. Pero ésta no es precisamente una imitación de las afecciones morales; no es más que el signo revestido con la forma y el color que ellas toman, limitándose a las modificaciones puramente corporales que revelan la pasión. Pero cualquiera que sea la importancia que se atribuya a estas sensaciones de la vista, jamás se aconsejará a la juventud que contemple las obras de Pauson, mientras que se le pueden recomendar las de Polignoto o las de cualquier otro pintor que sea tan moral como él.
       La música, por el contrario, es evidentemente una imitación directa de las sensaciones morales. Cada vez que las armonías varían, las impresiones de los oyentes mudan a la par que cada una de ellas y las siguen en sus modificaciones. Al oír una armonía lastimosa, como la del modo llamado mixolidio, el alma se entristece y se comprime; otras armonías enternecen el corazón, y son las menos graves; entre estos extremos hay otra que proporciona al alma una calma perfecta, y este es el modo dórico, único que, al parecer, causa esta última impresión; el modo frigio, por el contrario, nos llena de entusiasmo. Estas diversas cualidades de la armonía han sido bien comprendidas por los filósofos, que han tratado de esta parte de la educación, y su teoría no se apoya sino en el testimonio de los hechos. Los ritmos no varían menos que los modos. Los unos calman el alma, los otros la conmueven; pudiendo ser las formas de estos últimos más o menos vulgares, de mejor o peor gusto.
      Es por lo tanto imposible, vistos todos estos hechos, no reconocer el poder moral de la música; y puesto que este poder es muy verdadero, es absolutamente necesario hacer que la música forme parte de la educación de los jóvenes. Este estudio guarda también una perfecta analogía con las condiciones de esta edad, que jamás sufre con paciencia lo que le causa fastidio, y la música por su naturaleza no lo causa nunca. La armonía y el ritmo parecen cosas inherentes a la naturaleza humana, y algunos sabios no han temido sostener, que el alma no es más que una armonía, o, por lo menos, que es armoniosa."

(Aristóteles, Política, libro V, cap. 5. Traducción: Patricio de Azcárate)

 

© de la edición: TORRE DE BABEL EDICIONES - Aviso legal y política de privacidad