TORRE DE BABEL EDICIONES

Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano
 

Diccionario filosófico

Diccionario de Filosofía

Vocabulario de Psicología

Vocabulario de economía

Biografías y semblanzas

Biblioteca del Pensamiento

Historia de
la Filosofía

Portal de Filosofía, Psicología y Humanidades

Selección de artículos de
 la clásica Enciclopedia española

 Edición íntegra del famoso diccionario de Voltaire

Breve definición de los términos filosóficos

Explicación de los conceptos, tesis
y escuelas

Principales conceptos de
esa ciencia

Vidas de los filósofos y pensadores

Textos íntegros de obras clásicas
de Filosofía

La filosofía de los principales pensadores, resúmenes, ejercicios...


MITOLOGÍA

La Mitología contada a los niños e historia de los grandes hombres de Grecia  
 

Mitología de la juventud o Historia fabulosa para la inteligencia de los poetas y autores antiguos

 

 

HISTORIA

Compendio de la historia de la China

Lecciones de historia del Imperio Chino

Japón. Estudio histórico y sociológico 

Nociones de historia de Grecia

Lecciones de historia romana  

Historia romana contada a los niños

Historia de los templarios

 

compendio de historia de Grecia

Resumen de la historia antigua

Capítulo I. De los egipcios

Cap. II. De los fenicios

Cap. III. De los asirlos y babilonios

Cap. IV. De los medos y persas

Cap. V. De los indios

Historia de Grecia

Capítulo I. De los tiempos fabulosos y heroicos

Cap II. Esparta y leyes de Licurgo

Cap III. Gobierno de Atenas y leyes de Solón

Cap IV. Guerra de los griegos contra Darío I. La batalla de Maratón

Cap V. Guerra de los griegos contra Xerxes. Los trescientos y las Termópilas. La batalla de Salamina

 

 

COMPENDIO DE LA HISTORIA DE GRECIA - JERÓNIMO DE LA ESCOSURA


Índice

 

 



RESUMEN DE LA HISTORIA ANTIGUA

Nociones generales sobre los egipcios y pueblos antiguos del Asia

CAPITULO V. De los Indios

La India, parte meridional del Asia, situada entre los ríos Indo y Ganges, es uno de los países más ricos y abundantes en producciones de la naturaleza. Allí se encuentran, además de diamantes y toda especie de piedras preciosas, una gran abundancia de seda, algodón, azúcar, especerías, frutas delicadas, y animales raros y útiles, como camellos y elefantes. El clima es tan cálido que pudieran excusarse muy bien los vestidos; y la tierra tan fértil que casi no hay necesidad de trabajarla.

Los indios, cuyo origen se pierde en la oscuridad de los tiempos, estaban divididos en varias clases o castas, que jamás se mezclaban, y cuyos individuos seguían constantemente una misma profesión. Entre estas había una casta de celadores destinados a dar cuenta al monarca de la conducta de los vasallos, y otra de labradores que gozaban de una tranquilidad muy favorable a la agricultura, pues jamás se les sacaba de sus casas, ni su persona y bienes padecían vejación alguna. La casta principal y que disfrutaba más prerrogativas era la de los Bracmanes, como que en sus manos estaban depositadas la religión y las ciencias, y eran los únicos a quienes las leyes no excluían del gobierno, comercio y agricultura, aunque les prohibían estrechamente dedicarse a otros oficios mecánicos. Las austeras costumbres de los bracmanes excitaban la admiración del pueblo: resistían a píe quieto por largo rato, y con la cabeza descubierta, los más ardientes rayos del sol; acostumbraban el cuerpo a sufrir todo género de dolores; despreciaban la muerte, y se dejaban quemar vivos antes que morir de enfermedad o de puro viejos; y muchos de ellos andaban desnudos, por cuya razón los llamaron gimnosofistas.

Su doctrina consistía en la creencia de la metempsicosis, o transmigración de las almas; es decir, que éstas eran castigadas por sus delitos, pasando después de la muerte a animar los cuerpos de animales inmundos y desgraciados, hasta que purificadas por una sucesiva trasmigración volvían a unirse a su origen para disfrutar de una felicidad inalterable y eterna. Creían que el mundo había tenido principio, y que tendría fin igualmente; y que por no haberse sabido aprovechar de su dichosa suerte los primeros hombres fueron condenados a vivir de su trabajo. Solo se alimentaban de vegetales, pues las carnes les estaban prohibidas; y la vida contemplativa que hacían, y el ardiente clima que habitaban, de tal modo exaltaron su imaginación, que llegó a producir en la India las locuras más supersticiosas y extravagantes. Así es que las viudas se creían obligadas a quemarse vivas después de la muerte de sus maridos, bárbara costumbre de que se ven ejemplares aun en el día.

Quieren decir algunos que los números de los árabes y el juego de damas han sido inventados por los indios; más aunque estas invenciones suponen sin duda grande ingenio, fueron los indios en cuanto a ciencias, y particularmente a la astronomía, muy inferiores a los egipcios y caldeos. En la India se creía que la tierra era una superficie plana con una montaña en el medio, alrededor de la cual circulaban los astros.

 

  © TORRE DE BABEL EDICIONES - Edición, maquetación y diseño web: Javier Echegoyen - Aviso legal y política de privacidad