TORRE DE BABEL EDICIONES

Portal de Filosofía, Psicología  y Humanidades

 

HISTORIA DE LA FILOSOFÍA

La filosofía de los principales pensadores; resúmenes, ejercicios...

BIBLIOTECA DEL PENSAMIENTO

Textos íntegros de obras clásicas de Filosofía y Humanidades

DICCIONARIO ENCICLOPÉDICO-HISPANOAMERICANO

Artículos seleccionados

 

DICCIONARIO FILOSÓFICO

de Voltaire
!Nuevos materiales¡

VOCABULARIO DE PSICOLOGÍA

Principales conceptos, tesis y escuelas en el área de la Psicología

DHARMA - Budismo Zen

El segundo Patriarca Zen

S

u

n

y

a

t

a

 

El evangelio del Buddha - Pablo Carus

 

Glosario de términos buddhistas Índice

 

 

Consolidación de la religión del Buddha

XLII.- PROHIBICIÓN DE HACER MILAGROS (1)

1. Jyolichka, hijo de Subhadra, era un padre de familia que vivía en Radjagriha. Como se le hubiese regalado un magnifico cuenco de madera de sándalo, adornado de piedras, lo puso delante de su casa en la punta de un palo muy alto, con este letrero: «Si un sramana puede coger este cuenco sin subirse a una escalera, o sin valerse de un cayado, por su poder mágico, se le dará cuanto pida.»

2. Y el pueblo fue hacia el Bhagavat, lleno de admiración, deshaciéndose en elogios, diciendo: «Grande es el Tathagata. Sus discípulos hacen milagros. Kasyapa, el discípulo del Buddha, ha visto el cuenco sobre el palo de Jyolichka, y juntando sus manos le ha hecho bajar, y se le ha llevado al vihara.»

3. Cuando el Bienaventurado supo lo que había pasado, se dirigió a Kasyapa y, rompiendo el cuenco, prohibió a sus discípulos hacer ningún género de milagros.

4. Poco tiempo después de este suceso ocurrió que durante la época de las lluvias muchos bhikshus se establecieron en el territorio de Vriji, que estaba desolado por el hambre. Y uno de los bhikshus propuso a sus hermanos alabarse recíprocamente ante los moradores, diciendo: «Ese bhikshu es un santo; ha tenido visiones celestes. Posee facultades sobrenaturales y puede hacer milagros.» Y los aldeanos dirán entonces: «Es una felicidad. En verdad que es una dicha que tales santos pasen entre nosotros la época de las lluvias.» Darán así de buena voluntad y con abundancia y los bhiksus prosperarán y no pasarán hambre.

5. Cuando el Bienaventurado supo eso ordenó a Ananda reunir a los bhikshus y les dijo: «Decidme, ¡oh bhiksus!, ¿cuándo un bhikshu deja de ser un bhikshu?»

6. Y Sariputra respondió:

7. «Un discípulo ordenado no debe cometer ningún acto contra la castidad. El discípulo que comete uno, no es un discípulo de Sakyamuní.

8. Finalmente, un discípulo ordenado tampoco debe, consciente e impíamente, privar de la vida a una criatura inofensiva, ni siquiera a un gusano o a una hormiga.

10. Estas son las tres grandes prohibiciones.»

11. Entonces el Bienaventurado habló a los bhikshus y les dijo:

12, Hay todavía otra gran prohibición, que voy a declararos.

13. «Un discípulo ordenado no debe vanagloriarse de ninguna perfección sobrehumana. El discípulo que con mala intención y por avaricia se gloria de poseer una perfección sobrehumana, ya sean visiones celestes, ya milagros, tampoco es un discípulo de Sakyamuní.

14. Yo os prohíbo, ¡oh bhikshus!, el usar de encantos y oraciones, porque son cosas inútiles, porque la ley del karma rige todas las cosas. Aquel que trate de hacer milagros no ha comprendido la doctrina del Tathagata

__________

(1) Fuentes: Life of Buddhu 68-69, Buddhism 71: Buddha sein Lebec. Compárese Mat. III. Luc. IX, 2.

 

  © TORRE DE BABEL EDICIONES - Edición: Javier Echegoyen (Kōkan)  - Aviso legal y política de privacidad