TORRE DE BABEL EDICIONES

Portal de Filosofía, Psicología  y Humanidades

 

HISTORIA DE LA FILOSOFÍA

La filosofía de los principales pensadores; resúmenes, ejercicios...

BIBLIOTECA DEL PENSAMIENTO

Textos íntegros de obras clásicas de Filosofía y Humanidades

DICCIONARIO ENCICLOPÉDICO-HISPANOAMERICANO

Artículos seleccionados

 

DICCIONARIO FILOSÓFICO

de Voltaire
!Nuevos materiales¡

VOCABULARIO DE PSICOLOGÍA

Principales conceptos, tesis y escuelas en el área de la Psicología

DHARMA - Budismo Zen

El segundo Patriarca Zen

S

u

n

y

a

t

a

 

El evangelio del Buddha - Pablo Carus
Introducción

 

Glosario de términos buddhistas Índice

 

 

Introducción

III.- LA VERDAD REDENTORA

1. Las cosas del mundo y sus habitantes están sometidos al cambio, son productos de cosas que han existido anteriormente; todos los seres vivos son lo que les han hecho sus actos anteriores; porque la ley de causa y de efecto es uniforme y sin excepciones.

2. Pero en las cosas que sin cesar cambian, se oculta la verdad. La verdad da a las cosas la realidad. La verdad es inmutable en el cambio.

3. Y la verdad desea revelarse; la verdad aspira a ser consciente; la verdad se esfuerza en conocerse a sí misma.

4. La verdad existe en la piedra, porque la piedra existe verdaderamente; y no existe una fuerza en el mundo, Dios, hombre o demonio, que pueda hacer que no sea. Pero la piedra no es consciente.

5. Le verdad existe en la planta y su vida puede expansionarse: se desarrolla, florece y fructica. Su belleza es maravillosa, pero no es consciente.

6. La verdad existe en el animal: el animal se muere, percibe las cosas que le rodean, distingue y aprende a escoger. En él hay conciencia; pero no tiene aún la conciencia de la verdad. Es la conciencia del yo únicamente.

7. La conciencia del yo ciega a los ojos del espíritu y oculta la verdad. Es el origen del error, la fuente de la ilusión y el germen del pecado.

8. El yo engendra el egoísmo. No hay ningún mal que no proceda del yo. No hay ninguna injusticia que no sea un producto de la afirmación del yo.

9. El yo es el principio de todo odio, de la iniquidad, de la calumnia, de la impudicia, de la indecencia, del robo y de la estafa, de la opresión y de la efusión de sangre. El yo es Mara, el tentador, el malhechor, el creador del mal.

10. El yo seduce por los placeres. El yo promete un paraíso encantador. El yo es el velo de Mara el hechicero. Pero los placeres del yo no tienen realidad; su laberinto paradisíaco es el camino del infierno, y su belleza que se aja a la luz del deseo no puede satisfacerse nunca.

11. ¿Quién nos librará de la tiranía del yo? ¿Quién nos salvará de nuestras miserias? ¿Quién nos restablecerá en una vida de felicidad?

12. Todo es miseria en el mundo de Samsara; todo es miseria y sufrimiento. Pero la dicha de la verdad es más grande que todas las miserias. La verdad da la paz al espíritu anhelante; vence al error y extingue las llamas del deseo conduciendo al Nirvana.

13. Bienaventurado el que ha encontrado la paz del Nirvana. Ese se ha tranquilizado en las luchas y en las tribulaciones de la vida; está al abrigo de todas las mudanzas; desafía el nacimiento y la muerte y permanece indiferente a los males de la vida.

14. Bienaventurado aquel en quien ha encarnado la verdad, porque él ha conseguido su fin y es uno con la verdad. Es vencedor sin poder ser herido; es glorioso y feliz sin poder sufrir; es fuerte aunque caiga aplastado bajo el peso de su trabajo; es inmortal aunque muera. La inmortalidad es la esencia de su alma.

15. Bienaventurado el que ha alcanzado el sagrado estado de Buddha, porque él efectuará la salvación de los seres sus hermanos. La verdad reside en él. La perfecta sabiduría esclarece su entendimiento. La justicia inspira todas sus acciones.

16. ¡La verdad es un poder activo para hacer el bien, indestructible e invencible! Cultivad la verdad en nuestro espíritu y extendedla a través de la humanidad, porque únicamente la verdad salva del pecado y de la miseria. La verdad es el Buddha, y el Buddha es la verdad. ¡Bendito sea el Buddha!

 

  © TORRE DE BABEL EDICIONES - Edición: Javier Echegoyen (Kōkan)  - Aviso legal y política de privacidad