TORRE DE BABEL EDICIONES

Portal de Filosofía, Psicología  y Humanidades

 

HISTORIA DE LA FILOSOFÍA

La filosofía de los principales pensadores; resúmenes, ejercicios...

BIBLIOTECA DEL PENSAMIENTO

Textos íntegros de obras clásicas de Filosofía y Humanidades

DICCIONARIO ENCICLOPÉDICO-HISPANOAMERICANO

Artículos seleccionados

 

DICCIONARIO FILOSÓFICO

de Voltaire
!Nuevos materiales¡

VOCABULARIO DE PSICOLOGÍA

Principales conceptos, tesis y escuelas en el área de la Psicología

DHARMA - Budismo Zen

El segundo Patriarca Zen

S

u

n

y

a

t

a

 

El evangelio del Buddha - Pablo Carus
Fundación del reino de la verdad

 

Glosario de términos buddhistas Índice

 

 

Fundación del reino de la verdad

XV.- UPAKA (1)

1. Después, el Bienaventurado, pensó: «¿A quién predicaré primero la doctrina? Mis antiguos maestros han muerto. Ellos habrían recibido con alegría la buena nueva. Pero aún viven mis cinco discípulos. Iré hacia ellos y, ante ellos, por primera vez, proclamaré el Evangelio de la liberación.»

2. En aquel tiempo los cinco bhikshus residían en el Parque de los Gansos, en Benarés, y el Bienaventurado, olvidando la dureza con que le habían abandonado en el momento que tenía más necesidad de su simpatía y de su auxilio, pues recordaba sólo los servicios que le habían prestado y sentía compasión por las austeridades que practicaban tan en vano, se levantó y fue hacia su residencia.

3. Upaka, joven braman jaino, antiguo amigo de Siddhartha, encontró al Bienaventurado cuando éste se dirigía a Benarés, y sorprendido por su continente majestuoso, y lleno de una sublime satisfacción, le dijo: «Amigo mío, tu aspecto es sereno y tus ojos brillan indicando la pureza y la beatitud.»

4. El Santo Buddha respondió: «He obtenido la libertad por la extinción del «yo». Mi cuerpo es casto, mi espíritu está libre de todo deseo y la más completa verdad ha venido a morar en mi corazón. He obtenido el Nirvana. Por eso es mi aspecto sereno y brillan mis ojos. Ahora quiero fundar sobre la tierra el reino de la verdad, quiero dar la luz a los que están sepultados en las tinieblas y abrir a los hombres las puertas de la inmortalidad.»

5. Upaka replicó: «Amigo mío, entonces tú pretendes ser el Jina, el conquistador del mundo, el Absoluto y el Santo.»

6. El Bienaventurado dijo: «Jinas son todos los que han vencido algo y a las pasiones del «yo»; aquéllos, solos, son victoriosos que han dominado su espíritu y se abstienen del pecado. Es por esto, Upaka, por lo que soy el Jina.»

7. Upaka movió la cabeza y dijo: «Venerable Gotama, tu camino está allí abajo»; y tomando otra senda se fue.

_________

(1) Fuentes: Fo-sho-king-tsan-king,1200-1217. Mahavagga , 1, 6, 1-9.

 

  © TORRE DE BABEL EDICIONES - Edición: Javier Echegoyen (Kōkan)  - Aviso legal y política de privacidad