TORRE DE BABEL EDICIONES
Portal de Filosofía y Psicología y Humanidades en Internet. Textos y materiales didácticos

HISTORIA DE LA FILOSOFÍA
Explicación de la filosofía de los principales pensadores, resúmenes, ejercicios...

DICCIONARIO DE FILOSOFÍA
Definición de los conceptos filosóficos más importantes en la Historia de la Filosofía

CURSO DE PSICOLOGÍA
Curso de Psicología
Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)

CONEXIONISMO

Introducción a este nuevo enfoque de psicología cognitiva

LA PSICOLOGÍA CONTEMPORÁNEA
  Manual del filósofo y psicólogo J. Vicente Viqueira  con una excelente explicación de las primeras escuelas de psicología científica

DICCIONARIO DE PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y FILOSÓFICA - Índice

Explicación de los principales conceptos, tesis y escuelas en el área de la Psicología

 

 

PSICOLOGÍA

       Etimológicamente la voz "psicología" significa "ciencia del alma" ("psyché" = alma, y "logos" = explicación, ciencia). Se atribuye al Philipp Melanchton, en el siglo XVI, el primer uso de este título, posteriormente difundido con éxito por el filósofo germanopolaco Christian Wolff (1679-1754) con su distinción entre una "psicología racional" puramente deductiva y racional y una "psicología empírica" basada en la experiencia y la observación. Sin embargo, las primeras explicaciones del psiquismo y la conducta humana las encontramos en la filosofía griega, siendo esta disciplina la que se ha ocupado secularmente  de la mente humana hasta la aparición de la psicología científica con Wundt, a finales del siglo XIX, y su progresiva emancipación de la filosofía. El enfoque característico de la filosofía es eminentemente reflexivo y descriptivo, sin un apoyo experimental ni matemático, a diferencia del enfoque científico que utilizará el método hipotético-deductivo e incluso la investigación experimental; en las teorías más ambiciosas desde el punto de vista de la pretensión científica, encontramos también el afán por expresar matemáticamente las leyes que gobiernan la mente y la conducta.       

  En la filosofía griega y medieval se entenderá que el objeto de la psicología es el alma, y a partir de la edad moderna la mente y la conciencia. Por su parte, la psicología científica, renuncia, naturalmente, a la investigación del alma, conformándose con la comprensión de la mente, la conducta o los procesos biológicos que subyacen a ambos, tratando de descubrir su estructura, mecanismos y actividad, y la aplicación de dichos conocimientos a los distintos ámbitos en los que el ser humano se desenvuelve, principalmente la escuela (psicología educativa), la empresa (psicología industrial) y las dificultades en la vida cotidiana y personal (psicología clínica).
 

 

        Aunque la psicología científica comienza al emplear el método experimental en las investigaciones de la mente, ello no garantizó ni una completa independencia de los planteamientos y tesis filosóficas ni el éxito definitivo en sus pretensiones cognoscitivas. Así, por ejemplo, desde Wundt se han ido sucediendo casi cada generación distintos enfoques y teorías (paradigmas) que con tesis, problemas y métodos muy distintos han querido hacer de la psicología una ciencia estricta. Los principales modelos teóricos en psicología científica han sido la psicología experimental de Wundt, el estructuralismo, el funcionalismo, el psicoanálisis, el conductismo, la psicología de la forma, la psicología cognitiva y, en los últimos años, el conexionismo.
        A medio camino entre la psicología científica y la filosófica se sitúa el enfoque de la llamada psicología humanista, enfoque ligado a las filosofías existencialistas y fenomenológicas del siglo XX aunque con el afán de objetividad y apoyo empírico propio de la ciencia.

      Además de en la llamada "psicología filosófica", las reflexiones y tesis filosóficas siguen estando presentes en la psicología, incluida la científica,  y en esta última de distintos modos: desde las cuestiones epistemológicas que atañen a la cientificidad de la psicología (la epistemología es la parte de la filosofía que se encarga de investigar los tipos de conocimiento, su origen, límites y justificación) hasta los esquemas básicos de referencia o consideraciones básicas sobre el organismo, la mente y la conducta. Por ejemplo, si defendemos un punto de vista filosófico naturalista del ser humano, ligado a consideraciones mecanicistas, posiblemente nuestro modelo en psicología científica sea del estilo del conductismo; si aceptamos la existencia de la mente y la entendemos en términos del racionalismo cartesiano (que subraya el carácter matemático del pensar humano) nos acercaremos a modelos cognitivos; si entendemos al hombre en términos biologistas y primamos los instintos, las fuerzas ciegas de la naturaleza y lo inconsciente (al modo de Nietzsche), la psicología científica más acorde será el psicoanálisis; o, finalmente, si nuestra comprensión del hombre destaca la diferencia ontológica entre él y el resto de los animales y seres naturales, incidiendo en el carácter motivado, libre, creativo y sometido a valores, nuestra psicología tiene que ser mentalista, cercana cuando menos al paradigma de las psicologías humanistas.

 

©  Javier Echegoyen Olleta  -  Aviso legal y política de privacidad