GALERÍA DE IMÁGENES - JOSÉ ORTEGA Y GASSET

 
 
 

1949 - Aspen - Estados Unidos

"El hombre nos aparece hoy, por el contrario, como un ser que se escapó de la naturaleza, que discrepó del mineral, de la planta, de los demás animales y se empeñó en empresas imposibles naturalmente. El hombre es el glorioso animal inadaptado. La naturaleza tal y como ella es, le contradice, le niega los medios para realizar sus más esenciales deseos. Él, no obstante, decidió revolverse contre ella. El hombre es un rebelde, un desertor de la animalidad. Esta es su tragedia, pero es también su dignidad... Inadaptado a la naturaleza, no puede el hombre realizar, sin más en ella su humanidad, como el mineral su "mineralidad" y el caballo su "caballidad". El hombre, como de Hamlet decía Mallarmée, es le seigneur latent qui ne peut devenir, el gran señor escondido que no logra llegar a ser. Por eso es el hombre el único ser infeliz, constitutivamente infeliz. Mas, por lo mismo, está lleno todo él de ansia de felicidad. Todo lo que el hombre hace lo hace para ser feliz. Y como la Naturaleza no se lo permite, en vez de adaptarse a ella como los demás animales, se esfuerza milenio tras milenio en adaptar a él la Naturaleza, en crear con los materiales de esta un mundo nuevo que coincida con él, que realice sus deseos. Ahora bien, la idea de un mundo coincidente con los deseos del hombre es precisamente lo que llamamos "felicidad" y los medios para lograr esa coincidencia se llaman "técnica". Por eso el esfuerzo técnico está alojado en la raíz misma del ser humano."

J. Ortega y Gasset: Goethe sin Weimar (conferencia dada en Aspen y Hamburgo en 1949). Obras completas, IX, págs. 583-584.