Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano - Diccionario filosófico de Voltaire - Biblioteca
Diccionario de Filosofía
- Historia de la filosofía de Balmes - Biografías - Resúmenes - Ejercicios

Torre de Babel Ediciones Psicología Vocabulario

FILOSOFÍA GRIEGA

FILOSOFÍA MEDIEVAL Y MODERNA

FILOSOFÍA CONTEMPORÁNEA

Origen de la filosofía-Presocráticos-Sofistas y Sócrates -
Platón
- Aristóteles - Filosofía helenística
Santo Tomás - Descartes - Hume - Kant Marx - Nietzsche - Ortega y Gasset - Wittgenstein - Sartre


SANTO TOMÁS

Ejercicios

Textos

RESUMEN de su pensamiento

INFLUENCIAS Y REPERCUSIONES

Conceptos fundamentales explicados

Actos (o acciones) humanos y del hombre
Agustinismo
Alma
Alma intelectiva, sensitiva y vegetativa
Analogía
Apetito
Argumento ontológico
Aristotelismo
Artículo de fe
Atributos divinos
Averroísmo
Cinco Vías
Constitutivo formal
Contingencia
Entendimiento
Escolástica
Esencia
Facultades
Fe
Filosofía cristiana
Ley
Ley eterna
Ley divina positiva
Ley natural
Ley positiva
Obras de Santo Tomás
Proposiciones evidentes en sí mismas y evidentes para nosotros, y evidentes en sí mismas y no para nosotros
Pruebas a posteriori para la demostración de la existencia de Dios
Teología
Teoría de la doble verdad
Tomismo
Vía por el movimiento (Primera Vía)
Vía por las causas eficientes (Segunda Vía)
Vía por la contingencia (Tercera Vía)
Vía por los diferentes grados de perfección (Cuarta Vía)
Vía por el orden en el mundo (Quinta Vía)
Virtud
Virtudes intelectuales
Virtudes morales

 

TORRE DE BABEL EDICIONES

Portal de Filosofía y Psicología en Internet

HISTORIA DE LA FILOSOFÍA

Explicación de la filosofía de los principales pensadores, resúmenes, ejercicios...

DICCIONARIO DE FILOSOFÍA

Breve definición de los términos y conceptos filosóficos más importantes en la Historia de la Filosofía Occidental

VOCABULARIO DE PSICOLOGÍA

Explicación de los principales conceptos, tesis y escuelas en el área de la Psicología


 

 

 

 

 

Vía por las causas eficientes (Segunda Vía)

Prueba tomista para la demostración de la existencia de Dios a partir de la existencia de causas eficientes.   

  1. En el mundo sensible hay un orden de causas eficientes.

  2. No es posible que algo sea causa eficiente de sí mismo (pues sería anterior a sí mismo, cosa imposible).

  3. No es posible proceder indefinidamente en la serie de causas eficientes: si se quita la causa, desaparece el efecto, por lo que si en el orden de las causas eficientes no existiera la primera, no se daría tampoco ni la última ni la intermedia; si llevásemos hasta el infinito la serie de las causas, no existiría la primera causa eficiente, ni habría efecto último, ni causa intermedia.

  4. Es necesario admitir una causa eficiente primera: Dios.
     

        
          Ver “
Cinco Vías" y “Pruebas a posteriori para la demostración de la existencia de Dios”.


Santo Tomás - Esquema de su pensamiento - Resumen de la filosofía tomista para la preparación de la PAU (prueba de acceso a la universidad)

 

 

TEXTOS DE SANTO TOMÁS

En la Segunda Vía, Santo Tomás argumenta a favor de la existencia de Dios apoyándose en la existencia de causas eficientes en el mundo. Tras negar la imposibilidad de que exista una serie infinita de causas eficientes, concluye en la idea de Dios como causa eficiente primera.

      
Respondo: La existencia de Dios puede ser probada de cinco maneras distintas. (...)
2) La segunda es la que se deduce de la causa eficiente. Pues nos encontramos que en el mundo sensible hay un orden de causas eficientes. Sin embargo, no encontramos, ni es posible, que algo sea causa eficiente de sí mismo, pues sería anterior a sí mismo, cosa imposible. En las causas eficientes no es posible proceder indefinidamente porque en todas las causas eficientes hay orden: la primera es causa de la intermedia; y ésta, sea una o múltiple, lo es de la última. Puesto que, si se quita la causa, desaparece el efecto, si en el orden de las causas eficientes no existiera la primera, no se daría tampoco ni la última ni la intermedia. Si en las causas eficientes llevásemos hasta el infinito este proceder, no existiría la primera causa eficiente; en consecuencia no habría efecto último ni causa intermedia; y esto es absolutamente falso. Por lo tanto, es necesario admitir una causa eficiente primera. Todos la llaman Dios.

Santo Tomás, Suma Teológica I, cuestión 2, artículo 3
 

 

Edición en papel:
Historia de la Filosofía. Volumen 2: Filosofía Medieval y Moderna.
Javier Echegoyen Olleta. Editorial Edinumen.