Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano - Diccionario filosófico de Voltaire - Biblioteca
Diccionario de Filosofía
- Historia de la filosofía de Balmes - Biografías - Resúmenes - Ejercicios

Torre de Babel Ediciones Psicología Vocabulario

FILOSOFÍA GRIEGA

FILOSOFÍA MEDIEVAL Y MODERNA

FILOSOFÍA CONTEMPORÁNEA

Origen de la filosofía-Presocráticos-Sofistas y Sócrates -
Platón
- Aristóteles - Filosofía helenística
Santo Tomás - Descartes - Hume - Kant Marx - Nietzsche - Ortega y Gasset - Wittgenstein - Sartre


HUME

Ejercicios

Conceptos fundamentales explicados
 

Asociación de Ideas
Ciencia de la naturaleza humana
Conocimiento de cuestiones de hecho
Conocimiento de relaciones entre ideas
Creencia
Criterio empirista de conocimiento
Critica a la posibilidad del conocimiento de Dios
Critica a la idea de substancia
Critica a la idea del yo como substancia
Critica a la tesis del conocimiento de la realidad exterior
Critica al innatismo
Critica a la relación de causalidad
Deísmo
Emotivismo moral
Empirismo
Empirismo inmaterialista
Experiencia
Fenomenismo
Hábito o costumbre
Ideas: concepto y tipos
Ilustración
Imaginación
Impresiones: concepto y tipos
Leyes de la asociación: causa y efecto, contigüidad y semejanza
Obras de Hume
Percepciones: concepto y tipos
Psicologismo
Racionalismo moral
Sentimiento moral
Yo o alma o mente

 

TORRE DE BABEL EDICIONES
Portal de Filosofía y Psicología en Internet

HISTORIA DE LA FILOSOFÍA

Explicación de la filosofía de los principales pensadores, resúmenes, ejercicios...

DICCIONARIO DE FILOSOFÍA

Breve definición de los términos y conceptos filosóficos más importantes en la Historia de la Filosofía Occidental

VOCABULARIO DE PSICOLOGÍA

Explicación de los principales conceptos, tesis y escuelas en el área de la Psicología

 

 

  


David Hume

(1711 - 1776)

 

 

 

Criterio Empirista De Conocimiento

 Es legítima sólo aquella idea que tenga a su base una impresión. Hume utiliza este criterio para examinar las nociones tradicionales de la metafísica.

      Aunque esta expresión no se encuentra en la filosofía empirista clásica –Locke y Hume– sino en la filosofía empirista del siglo XX –neopositivismo–, la podemos utilizar para referirnos al criterio que Hume presenta para decidir la objetividad y validez de las ideas. Cuando queremos averiguar si una idea tiene validez objetiva (es decir, si puede formar parte de una descripción del mundo correcta, si podemos obtener conocimiento de la realidad a la que se refiere, y no es más bien producto de la imaginación o del prejuicio) podemos seguir la siguiente regla: examinemos si a la base de dicha idea se encuentra una impresión: si encontramos una impresión que pueda corresponder a dicha idea, entonces la idea será legítima; si no la encontramos, entonces será ilegítima. Dicho en términos más sencillos: una idea es legítima en el caso de que podamos tener una sensación del objeto al que se refiere. Como se puede observar fácilmente, este criterio resume la tesis esencial del punto de vista empirista: solo se puede conocer aquello que se puede percibir.

      Es preciso tener en cuenta que este criterio se utiliza exclusivamente para valorar las ideas y su­puestos conocimientos que pretenden referirse a objetos del mundo, pues no hay que olvidar que para Hume también son válidos los conocimientos referidos a las relaciones entre las propias ideas (como el matemático). Utilizando el criterio empirista del conocimiento, Hume criticará gran parte de los conceptos tradicionales de la filosofía: el concepto o idea de Dios, del alma, del yo como substancia, de la idea de substancia, de la causalidad entendida como vínculo necesario entre dos sucesos o dos objetos, del mundo exterior...

      El siguiente texto del final de “Investigación sobre el entendimiento humano” resume de modo gráfico la crítica de Hume a la metafísica tradicional: “si tomamos en nuestras manos un libro cualquiera, de teología o de metafísica por ejemplo, preguntémonos: ¿contiene un razonamiento abstracto relativo a una cantidad o a un número?; no. ¿Contiene un razonamiento fundado en la experiencia, relativo a hechos prácticos o la existencia?; no. Echadlo, pues, a las llamas ya que no puede contener más que sofismas e ilusiones”.

 

 

Edición en papel:
Historia de la Filosofía. Volumen 2: Filosofía Medieval y Moderna.
Javier Echegoyen Olleta. Editorial Edinumen.