Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano - Diccionario filosófico de Voltaire - Biblioteca
Diccionario de Filosofía
- Historia de la filosofía de Balmes - Biografías - Resúmenes - Ejercicios

Torre de Babel Ediciones Psicología Vocabulario

FILOSOFÍA GRIEGA

FILOSOFÍA MEDIEVAL Y MODERNA

FILOSOFÍA CONTEMPORÁNEA

Origen de la filosofía-Presocráticos-Sofistas y Sócrates -
Platón
- Aristóteles - Filosofía helenística
Santo Tomás - Descartes - Hume - Kant Marx - Nietzsche - Ortega y Gasset - Wittgenstein - Sartre



FILOSOFÍA
HELENÍSTICA

Biografías

Ejercicios

Conceptos fundamentales explicados

Alma del mundo
Apatía
Ataraxia
Canónica
Clinamen
Cosmopolitismo
Epicureísmo  (El Jardín)
Epojé
Escepticismo
Estoicismo
Fatalismo
Filosofía helenística
Hedonismo
Hegemonikón
Hylé
Ideal del Sabio
Logos espermatikós
Palingenesia
Panteísmo
Pneuma
Representación cataléptica
Tropos

 

TORRE DE BABEL EDICIONES
Portal de Filosofía y Psicología en Internet

HISTORIA DE LA FILOSOFÍA

Explicación de la filosofía de los principales pensadores, resúmenes, ejercicios...

DICCIONARIO DE FILOSOFÍA

Breve definición de los términos y conceptos filosóficos más importantes en la Historia de la Filosofía Occidental

VOCABULARIO DE PSICOLOGÍA

Explicación de los principales conceptos, tesis y escuelas en el área de la Psicología

 

Séneca
4-65 d.C.
 
 

 

Fatalismo

Concepción para la cual todos los acontecimientos del mundo ocurren por necesidad como consecuencia de una ley inexorable. En el helenismo fue defendido por el estoicismo.

      Hubo algunas excepciones como Panecio, pero todos los estoicos tuvieron un pensamiento fatalista: todo lo que ocurre y en todos sus detalles está determinado de antemano por el Logos o divinidad. Pero en contra de lo que podría parecer este fatalismo no les llevó al pesimismo: básicamente porque consideraron que la ley inexorable del Universo es providente y busca el mejor bien del conjunto; los males particulares son necesarios para la perfección del Universo, por lo que lo mejor es aceptar con buen ánimo los designios y avatares de nuestras circunstancias personales. La tesis de Panecio: “debe perecer el individuo para que exista el Todo” expresa perfectamente esta idea de lo inevitable del mal particular para el bien del todo. Por sus creencias fatalistas no pudieron defender la libertad externa, la libertad entendida como capacidad para actuar y cambiar radicalmente el mundo para acomodarlo a un fin. Sin embargo creyeron en la libertad interior, la libertad de la conciencia personal y de la voluntad para mantener de forma férrea la vida virtuosa. El ámbito del espíritu es una región de la realidad a la que ningún tirano puede llegar. El hombre verdaderamente libre es aquel que no es esclavo de sus pasiones, aquel que reacciona de acuerdo con su racionalidad.
      Una consecuencia de esta idea de destino fue su creencia en la adivinación y la astrología.

      Ver “logos espermatikós” y “Pneuma”.     

 

 

Edición en papel:
Historia de la Filosofía. Volumen 1: Filosofía Griega.
Javier Echegoyen Olleta. Editorial Edinumen.