TORRE DE BABEL EDICIONES

Portal de Filosofía y Psicología en Internet

HISTORIA DE LA FILOSOFÍA

Explicación de la filosofía de los principales pensadores, resúmenes, ejercicios...

DICCIONARIO DE FILOSOFÍA

Breve definición de los términos y conceptos filosóficos más importantes en la Historia de la Filosofía Occidental

RAZÓN VITAL

Foro telemático dedicado a José Ortega y Gasset

VOCABULARIO DE PSICOLOGÍA

Explicación de los principales conceptos, tesis y escuelas en el área de la Psicología

 

 

DICCIONARIO ENCICLOPÉDICO HISPANO-AMERICANO (1887-1910)

Índice


 

 

AGRIPINAS ilustres:, nieta de Augusto, esposa de Tiberio y esposa de Claudio (biografía)

AGRIPINA

- AGRIPINA: Biografías. Hija de M. Vipsanio Agripa y de Julia, nieta de Augusto, que nació en el año 12 a. de J. C. Casó con César Germánico, hijo de Druso Nerón, de quien tuvo nueve hijos. Muerto Germánico en Asia, Agripina regresó a Italia trayendo consigo la urna que contenía las cenizas de su marido. La nieta de Augusto fue recibida en Brindis por todo el pueblo y por oficiales de la guardia pretoriana que Tiberio envió con orden de acompañarla hasta Roma, donde también la recibieron con gran ostentación los principales personajes de la corte, los cónsules, el senado y el pueblo. Tiberio odiaba a Agripina, suponía que había tomado gran parte en los proyectos que abrigaron las legiones de proclamar emperador a Germánico, veía con mucho disgusto el cariño que inspiraba al pueblo y aunque disimuló al principio, acabó por desterrar a la viuda a la isla Pandataria, donde ésta se dejó morir de hambre en el año 33. Su hijo el emperador Calígula transportó sus cenizas a Roma y acuñó medallas en su honor.
 

- AGRIPINA: Biografías. Esposa del emperador Tiberio, a quien éste profesaba gran cariño. No obstante, la repudió para casarse con Julia, hija de Augusto. Agripina contrajo segundo enlace con Asinio Gallo, con gran desventura para éste, pues Tiberio, siempre enamorado de su primera mujer, condenó al marido a prisión perpetua.
 

- AGRIPINA: Biografías. Emperatriz de Roma, esposa de Claudio, hija de Germánico y Agripina, nieta de Agripa y Julia, biznieta de Augusto, nacida entre los años 13 y 17, en Oppidum Ubiorum, ciudad que ella luego protegió mucho y engrandeció con el nombre de Colonia Agripina, h. Köln o Colonia. Casó en primeras nupcias, en el año 23, con Domicio Aenobarbo, muerto en el año 40, de quien tuvo a Lucio Domicio Nerón; contrajo otro matrimonio con Crispo Papieno, a quien envenenó; fue acusada de incesto con su hermano Calígula; tuvo adúlteros amores con Emilio Lépido, marido de su hermana Drucilla, por lo que Calígula la desterró a la Isla Pontia, en la costa de la Libia, de donde volvió el año 41 llamada por el emperador Claudio. Éste, cuando se deshizo de Mesalina, decidió  casarse con Agripina, que era sobrina suya; y aunque la ley consideraba incestuosa semejante unión, el senado y el pueblo la declararon lícita, y aun se la impusieron a Claudio, pues Agripina, como hija de Germánico, era muy querida del pueblo, a pesar de sus malas costumbres. Se propuso que sucediera a Claudio el hijo de su primer matrimonio, Nerón, en lugar de Británico, hijo de aquél, para lo que intrigó de tal modo, que consiguió que Claudio nombrase sucesor a Nerón; hizo que se condenara a muerte a L. Junio Silano, marido de Octavia, hija de Claudio (53), casando a Nerón con la viuda; y temiendo que su marido mudara luego de parecer, lo envenenó, en el año 54, auxiliada por Procusta y el médico griego Jenofonte. Ocultó Agripina la muerte de Claudio hasta que creyó llegado el momento de presentar a Nerón como emperador; el senado lo confirmó y Agripina se preparó a reinar despóticamente a la sombra de su hijo, joven de 17 años. En un principio ejerció gran influencia en el gobierno: conferenciaba con los embajadores, asistía a las sesiones del Senado detrás de una cortina y ponía gran celo en perseguir y dar muerte a todos los que permanecían fieles a la causa de Británico. Perdió, sin embargo, pronto su autoridad, principalmente por los consejos de Séneca a Nerón; y encolerizada, amenazó con favorecer los derechos de Británico. Éste murió envenenado; fue arrojada de palacio Agripina, quien apeló a toda clase de medios para recobrar su prestigio, llegando hasta el punto de presentarse un día a su hijo del modo más lascivo, y acaso se hubiera consumado el incesto si no lo hubiera evitado Séneca apelando a Actea, liberta de Nerón, que rechazó a Agripina. Nerón no se consideraba verdadero dueño del imperio mientras viviese su madre; intentó envenenarla tres veces; la convido a unos juegos, a los que asistió en un barco que debía sumergirse, pero Agripina se salvó a nado; por último, la acusó de traición y envió verdugos que la dieron muerte (59), y a los que ella dijo: Ventrem feri, porque en aquel seno había sido concebido el hijo desnaturalizado que la mandaba matar.
 

Agripina (escultura y geografía antigua)



 

 

Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano (vol. 1, pág. 623 - editado: 15-9-2007)                  AGRIPINA, emperatriz de Roma (biografía)

 

  © TORRE DE BABEL EDICIONES - Nota sobre la edición y Aviso Legal