TORRE DE BABEL EDICIONES

Portal de Filosofía,  Psicología y Humanidades

Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano
Selección de artículos de una de las más importantes y clásicas Enciclopedias en lengua española

Biblioteca del pensamiento
Textos íntegros de obras fundamentales en Filosofía y Humanidades

Biografías y semblanzas
Vidas y referencias biográficas de los filósofos y pensadores

Índices y sumarios
 Índices y sumarios de las obras clásicas del pensamiento

En la red y en español
Directorio y sumarios  de revistas de filosofía en español editadas en la red

Historia de la filosofía
Los principales pensadores: teoría, ejercicios, textos resúmenes...

Historia de la filosofía
Edición digital de la Historia de la Filosofía de J. Balmes

Diccionario filosófico
de Voltaire
Edición digital

Diccionario de filosofía
Breve definición de los conceptos filosóficos más importantes

Razón vital
Foro dedicado a José Ortega y Gasset

Curso de Psicología

Vocabulario de psicología
Los principales conceptos, tesis y escuelas en el área de la Psicología

La psicología contemporánea
Manual del filósofo y psicólogo español J. Vicente Viqueira
 

 

 

VOCABULARIO DE LA ECONOMÍA - José Manuel Piernas Hurtado (1843-1911)

Índice


 

   
   

Sociedad económica  ◄

Principales conceptos de economía

    ►  Sucedáneos

Sociedades cooperativas

Es el nombre que en general reciben las asociaciones de carácter económico, fundadas en el principio de la mutualidad. —La denominación es, sin embargo, inadecuada y redundante, porque la cooperación no es cosa exclusiva de esas asociaciones, sino la base y el objeto de toda clase de sociedades.

 

 

Las más interesantes de las sociedades cooperativas son las de producción. Con ellas los obreros se constituyen en empresarios de alguna industria, obteniendo el capital necesario para ello por medio del ahorro y las cotizaciones individuales, o del crédito que logran inspirar con su capacidad productiva.

 

Esas asociaciones, que se proponen convertir al trabajador en capitalista y reemplazar el salario con el dividendo, no tienen nada de socialistas por sí mismas, aunque alguna vez se les haya dado ese carácter, y merecen el aplauso y el auxilio de todos los hombres de buena voluntad, cualesquiera que sean sus ideas económicas. Desgraciadamente la creación de estas sociedades encuentra grandes obstáculos; hay industrias que resisten su aplicación, ya por la índole de las operaciones, ya por la cuantía de los elementos que necesitan; la situación precaria de los obreros hace para ellos muy difícil la acumulación del capital y la obtención del crédito, y su escasa cultura es un inconveniente no menos considerable para la dirección de las empresas y el mantenimiento de relaciones, que han de fundarse ante todo en el convencimiento y la discreción; pero esas dificultades no son invencibles, los hechos nos enseñan que pueden dominarse y los triunfos conseguidos por los obreros asociados en Inglaterra, Alemania y Francia permiten confiar en el porvenir de las cooperativas de producción y alimentar la esperanza de que contribuirán poderosamente a resolver interesantísimas cuestiones sociales y económicas.

Más sencillas y mucho más generalizadas, por lo tanto, que esas asociaciones de producción, son otras dos clases de sociedades cooperativas encaminadas al mismo fin de mejorar la suerte de los obreros, que se llaman de crédito y de consumo. Las de crédito, denominadas también Bancos populares, se proponen facilitar al trabajador la adquisición de capitales, garantizando con la responsabilidad colectiva la solvencia de cada uno de los socios; y las de consumo tienen por objeto adquirir directamente de los productores los artículos de primera necesidad para venderlos a los asociados sin el recargo que imponen los intermediarios. Bajo esta última forma se estableció la famosa asociación de los tejedores de Rochdale, que en el espacio de pocos años ha elevado su capital desde algunos centenares a muchos millones de francos.

El sistema cooperativo, la práctica de la mutualidad y de la ayuda común que representa, ofrece iguales ventajas a todas las clases de la sociedad, aunque sean la obrera la que más especialmente le utilizan, y así vense establecidas grandes asociaciones cooperativas en todas las naciones por gentes acomodadas, por funcionarios públicos, por los cuerpos del ejército y de la marina. etc.

Las cooperativas se unen con federaciones regionales y nacionales, celebran frecuentes congresos, publican revistas y periódicos especiales, han constituido ya una Alianza internacional, y en suma, este movimiento, que se propaga rápidamente, es de una transcendencia proporcionada a la virtud del generoso principio de la solidaridad humana en que se apoya (1).
 

__________

(1) V. nuestro libro titulado El movimiento cooperativo.

Vocabulario de la Economía - Nomenclatura y principales conceptos de economía (editado: 5-11-2007)     SOCIEDADES COOPERATIVAS

Sociedad económica  ◄

 

    ►  Sucedáneos

 

 

© TORRE DE BABEL EDICIONES - Edición: Isabel Blanco - Maquetación y diseño web: Javier Echegoyen -  Aviso legal y política de privacidad