TORRE DE BABEL EDICIONES

Portal de Filosofía,  Psicología y Humanidades

Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano
Selección de artículos de una de las más importantes y clásicas Enciclopedias en lengua española

Biblioteca del pensamiento
Textos íntegros de obras fundamentales en Filosofía y Humanidades

Biografías y semblanzas
Vidas y referencias biográficas de los filósofos y pensadores

Índices y sumarios
 Índices y sumarios de las obras clásicas del pensamiento

En la red y en español
Directorio y sumarios  de revistas de filosofía en español editadas en la red

Historia de la filosofía
Los principales pensadores: teoría, ejercicios, textos resúmenes...

Historia de la filosofía
Edición digital de la Historia de la Filosofía de J. Balmes

Diccionario filosófico
de Voltaire
Edición digital

Diccionario de filosofía
Breve definición de los conceptos filosóficos más importantes

Razón vital
Foro dedicado a José Ortega y Gasset

Curso de Psicología

Vocabulario de psicología
Los principales conceptos, tesis y escuelas en el área de la Psicología

La psicología contemporánea
Manual del filósofo y psicólogo español J. Vicente Viqueira
 

 

 

VOCABULARIO DE LA ECONOMÍA - José Manuel Piernas Hurtado (1843-1911)

Índice


 

   
   

Retribución  ◄

Principales conceptos de economía

    ►  Salario

Riqueza

En el uso común y en el lenguaje de los científicos, esta palabra recibe dos acepciones: unas veces significa conjunto o suma de cosas útiles, y otras suma de valores o productos del trabajo humano: en el primer sentido se dice que es rico un país que cuenta con buenos agentes naturales, que tiene un suelo fértil, minas abundantes, etc.; y conforme al segundo significado se llama rica a una nación que posee muchas empresas agrícolas, grandes manufacturas, un comercio muy activo, etc. Los economistas discuten largamente defendiendo ya una, ya otra de esas dos acepciones, y todos tienen razón en cuanto se oponen a que una misma palabra designe cosas distintas, y en cuanto consiguen demostrar que cada una de ellas tiene derecho a la denominación por que litigan.

La idea de riqueza expresa, sin duda, abundancia de bienes o medios económicos; las cosas útiles de la Naturaleza medios son de esta clase; pero también lo son los productos de la industria, como que entre unos y otros no hay más diferencia que la del grado de utilidad. Si hacemos consistir la riqueza en estos últimos, porque su utilidad está hecha efectiva y es mayor, ¿cómo llamaremos entonces a la suma de meras utilidades económicas, de aquellas cosas de la Naturaleza sobre que no han recaído todavía los esfuerzos del trabajo? No conocemos ningún término que sirva para establecer esa distinción, y en su defecto acudiremos a los adjetivos, diciendo que hay riqueza natural y riqueza industrial. La mayor parte de los autores acaban por admitir ambas clases de riqueza, aunque suelen llamar artificial, social o relativa a la que nosotros decimos industrial, creyendo que así indicamos más claramente su condición y su origen.

 

Dividen la riqueza en material e inmaterial los economistas que consideran al hombre como un objeto de producción, porque todas las facultades y aptitudes de la naturaleza humana, la educación, la moralidad, la cultura, etc., son para ellos otras tantas acumulaciones de utilidad y valor económicos, que es necesario separar de los que consisten en cosas materiales. Indudablemente son útiles y valen las condiciones personales ya naturales, ya adquiridas, son medios que sirven al hombre para su fin; pero si no limitamos el destino humano al mundo económico, si reconocemos que la actividad ha de moverse también en otras esferas, hemos de admitir que hay utilidades, medios y valores que no corresponden al orden de la economía.

Los elementos que constituyen la personalidad, las facultades del hombre, tienen un aspecto económico, porque trascienden y se aplican en todas las relaciones de la vida; pero no pueden confundirse con los agentes naturales sobre que se ejercitan. El trabajo que se dedica a cultivar el espíritu y a cumplir el fin religioso, el científico o el moral, no es económico, y los resultados que obtiene, la educación, la moralidad o la sabiduría, no pueden equipararse tampoco a los productos de la industria. Lo económico es algo particular y determinado; la riqueza es el bien económico; luego no han de estar comprendidos en ella los bienes todos, sino algunos solamente: lo económico atiende a cierto desarrollo de la naturaleza humana; se propone la satisfacción de aquellas necesidades cuyo carácter distintivo consiste en que reclaman los medios materiales, pues las cosas del espíritu, sea cualquiera la influencia que ejerzan sobre el orden de la riqueza, no entran en él directa y exclusivamente como sería necesario para computarlas entre los bienes que especialmente se llaman económicos. El talento, la habilidad, la instrucción, la honradez, etc., no pueden calificarse de riqueza sin violentar el lenguaje y el sentir común, sin desconocer la evidencia de los hechos, que muestran unas y otras cosas como muy distintas y con harta frecuencia separadas. (V. Economía e Industria.)

La riqueza es esencialmente variable y relativa, como que depende de la utilidad y el valor. La riqueza natural se modifica según cambian las necesidades, y la industrial conforme a la extensión y la eficacia del trabajo productivo: el progreso económico aumenta sin cesar la una y la otra, porque eleva a la categoría de agentes naturales cosas antes tenidas por inútiles y multiplica, mejorándolos al mismo tiempo, los productos de la industria.

Vocabulario de la Economía - Nomenclatura y principales conceptos de economía (editado: 5-11-2007)                                         RIQUEZA

Retribución  ◄

 

    ►  Salario

 

 

© TORRE DE BABEL EDICIONES - Edición: Isabel Blanco - Maquetación y diseño web: Javier Echegoyen -  Aviso legal y política de privacidad