TORRE DE BABEL EDICIONES

Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano
 

Diccionario filosófico

Diccionario de Filosofía

Vocabulario de Psicología

Vocabulario de economía

Biografías y semblanzas

Biblioteca del Pensamiento

Historia de
la Filosofía

Portal de Filosofía, Psicología y Humanidades

Selección de artículos de
 la clásica Enciclopedia española

 Edición íntegra del famoso diccionario de Voltaire

Breve definición de los términos filosóficos

Explicación de los conceptos, tesis
y escuelas

Principales conceptos de
esa ciencia

Vidas de los filósofos y pensadores

Textos íntegros de obras clásicas
de Filosofía

La filosofía de los principales pensadores, resúmenes, ejercicios...

 

LECCIONES DE BIOGRAFÍA ANTIGUA - J. Herrero Dávila y A. Alvear - 1828


Índice

   
   

LECCIÓN XIII. Desde Mitridates hasta Sila

Mitridates

P. ¿Quién fue Mitridates?

R. Mitridates, por sobrenombre Eupator, ha sido el rey mas famoso del Pont; nació el año 121 A. J. C., y subió al trono alos 12 años de edad.

P. Bosquejad sus guerras con los romanos.

R. Mitridates se indispuso con los romanos por ciertas negociaciones sobre los reinos de Capadocia y Paflagonia, y llevó sus armas al Asia menor y a las colonias de Roma. Para merecer más el odio de esta república, hizo degollar a todos los romanos de todos sexos y edades, que se hallaban en Asia, en número de 40 mil. Roma envió contra él a Sila, que ganó una batalla cerca de Atenas, contra Arquelao, general de Mitridates; a esta victoria se siguió otra, que hizo perder al rey del Ponto la Grecia, la Macedonia, la Jonia, el Asia, y todos los países que había sometido, con 200.000 hombres entre muertos y prisioneros. Al mismo tiempo perdió todos sus navíos en un combate naval. Cansado de tantas derrotas, pidió y obtuvo la paz, bajo condiciones gravosas.

P. ¿Cumplió Mitridates estas condiciones?

R. No: antes coligándose con Tigranes, rey de Armenia, reunió otro ejército, con el que conquistó a Bitinia. Lúculo, cónsul romano, voló al socorro de Asia, y derrotó en diferentes batallas a Mitridates, obligándole a refugiarse en sus Estados. A Lúculo sucedió Glabrio, general sin aceptación, lo que permitió que el rey del Ponto recobrase sus pérdidas. Pompeyo se presentó en fin, para combatirle, y le derrotó completamente, obligándole a refugiarse entre los scitas.

 

P. ¿Qué hizo en este país?

R. Propuso a los scitas el ir a atacar a los romanos en el centro de Italia, pero aterrados, no quisieron seguirle; entonces pidió un asilo a su hijo, que ya reinaba en el Ponto, y que en lugar de concedérsele, pronunció contra su padre la sentencia de muerte.

P. ¿Cómo murió?

R. Habiéndose familiarizado con los antídotos, no le hizo efecto el veneno que tomó; y su mano caduca y trémula no le permitió que se matara con un puñal con que se hirió; entonces un oficial galo le acabó a su ruego, 63 años A. J. C.

 

Varrón

P. ¿Quién fue Varrón?

R. Varrón, nacido el año 118 A. J. C, fue teniente de Pompeyo en la guerra de los piratas, y mereció una corona naval. Menos afortunado en España, tuvo que rendirse a César, que le proscribió; pero después apareció de nuevo. Su vida duró 96 años, que empleó en el estudio.

P. ¿Qué obras compuso?

R. Varrón escribió mas de 500 volúmenes sobre diferentes materias; entre ellas las Antigüedades romanas en 41 libros; pero a nosotros solo han llegado un Tratado de lengua latina, y otro sobre la Vida rústica del campo.

Lucrecio

P. ¿Quién fue Lucrecio?

R. Uno de los poetas mas célebres, y de los mas profundos filósofos de la antigua Roma. Nació de una familia ilustre, unos 100 años A. J. C. Estudió en Atenas la filosofía de Epicuro, que después en sus escritos trató de reconciliar con la de Anaximandro y la de Demócrito. Murió en la flor de su edad, el año 52 A. J. C., después de haber llevado una vida enferma y achacosa, qué tan solo le permitió entregarse a ratos al estudio.

P. ¿Cuáles son sus principios fundamentales?

R. Los principios filosóficos de Lucrecio se hallan expuestos en su poema de La naturaleza de las cosas. Este filósofo niega la existencia de la Divinidad, y admite una fuerza natural, que hace sus veces; el universo no comprende sino cuerpos, cuyas proporciones y riquezas son hijas del acaso; toda la actividad reside en los átomos; por medio de sus movimientos, de sus masas y de sus figuras, se ejecuta la obra inmensa y laboriosa de la naturaleza.

P. ¿Cuál es su mérito como poeta?

R. Su genio poético brilla en muchos lugares de su obra, en que se admira la valentía con que se hallan pintados los objetos, y lo vivo y animado de sus descripciones. Sin embargo, el estilo es monótono, seca la versificación, y duro el pincel.

Roscio

P. ¿Quién fue Roscio?

R. Roció, natural de Lanuvio, fue un famoso cómico romano, que floreció unos 100 años A. J. C.

P. ¿Es propio dar a éste lugar en una Biografía clásica?

R. El teatro es de orden inferior a la guerra, gobierno, retórica, poesía o ciencia, pero los talentos de cualquiera especie que sean, merecen respeto; y cuando son del mayor dado en su clase, es justo que, al que los posee, se le recuerde honrosamente.

P. ¿Tuvo Roscio todas las ventajas de la naturaleza?

R. Sus ojos, en que tanta parte tiene el arte, eran torcidos, pero su voz, y en general su continente eran majestuosos.

P. ¿Se distinguió Roscio en alguna otra cosa, que en su habilidad para el teatro?

R. Roscio escribió un tratado con mucha destreza, comparando las profesiones de Orador y de Cómico.

P. ¿Qué testimonio puede darse del mérito de Roscio?

R. El de que se ha dado su nombre a todos los representantes célebres; y así a Garrick se le llama el Roscio británico; como a Maiquez debería llamársele el Roscio español.

Mario

P. ¿Quién fue Mario?

R. Mario fue un pastor, que de soldado raso, subió por todos los diferentes empleos de Roma, a la cumbre de la grandeza, habiendo sido cónsul siete veces.

P. ¿Cuáles fueron sus mas famosos hechos?

R. Mario venció a Yugurta, y añadió la Numidia a los dominios de Roma; inmediatamente después derrotó a los teutones, a quienes causó la pérdida de 200.000 hombres, y al año siguiente degolló con su ejército 140.000 cimbros, y volvió en triunfo a Roma.

P. ¿Qué proceder observó después?

R. Después de su triunfo fue Mario elegido cónsul por la sexta vez, y empezó a mover sediciones, por la envidia que tenia a Sila; de lo que resultó una guerra civil, y Mario se vio en la necesidad de huir. (1)

P. ¿Qué circunstancias precedieron a su muerte?

R. Habiendo, en fin, entendido Mario en África que su partido había conseguido ascendencia con el cónsul Cinna, que estaba a su cabeza, volvió a Roma, como conquistador; y con la más horrenda crueldad pasó a cuchillo a todos sus enemigos, sin consideración a edad, empleo, ni primitivos servicios; murió un mes después, a los 70 años de edad, y 86 A. J. C.

P. ¿Con qué carácter se pinta a Mario?

R. Mario se elevó tan solamente por sus talentos militares, sin ayudas de instrucción; fue artificioso, cruel y pérfido; pero fue dotado de una resistencia incomparable y de un valor arrojado, que le hicieron ser el salvador de su país, y después su tirano.

Salustio

P. ¿Quién fue Salustio?

R. Salustio fue un romano de familia distinguida, que nació en Amiterno unos 86 años A. J. C.

P. ¿Cuál fue el carácter de Salustio?

R. En su vida privada fue Salustio estragado y pródigo, y tiránico en su vida pública, habiendo saqueado la Numidia, cuando fue su gobernador.

P. ¿Cuáles fueron sus escritos?

R. Salustio escribió varias obras, de las cuales una es la historia de Roma; de la que puedan la conspiración de Catilina, y la guerra de Yugurta, rey de Numidia.

P. ¿Qué carácter tienen sus escritos?

R. Son animados y sublimes, y descubren una indignación contra el vicio, y el conocimiento de la naturaleza humana.


__________

(1) Después de muchos peligros, se vio Mario en la necesidad de sumergirse en un cenagal del lago Minturna para esconderse; pero habiéndolo sacado de allí, le pusieron en una cárcel, y los magistrados de Minturna, enviaron a un galo para que le matara; Mario viendo acercarse al galo le grito: "Camarada ¿te atreves a matar a Cayo Mario?" El galo, lleno de terror de los ojos fieros, y del sonido tremendo de la voz de Mario, dejó caer la espada, y echó a correr, diciendo, que no podía matarle.

  

© TORRE DE BABEL EDICIONES - Edición, maquetación y diseño web: Ignacio Echegoyen Blanco - Aviso legal y política de privacidad