TORRE DE BABEL EDICIONES

Portal de Filosofía,  Psicología y Humanidades

BIBLIOTECA DEL PENSAMIENTO - Catálogo

Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano

Selección de artículos de una de las más importantes y clásicas Enciclopedias en lengua española

 

 Mitología griega e historia de los grandes hombres de Grecia

Sencilla exposición de la mitología griega, historia de los héroes, semidioses y hombres célebres griegos. Por Fernán Caballero.

 

Historia de la Filosofía

Edición digital de la Historia de la Filosofía de Jaime Balmes

 

Historia de la Filosofía

Explicación de la filosofía de los principales pensadores, resúmenes, ejercicios...

 

Diccionario de Filosofía

Breve definición de los términos y conceptos filosóficos más importantes

 

Biografías y semblanzas

Vidas y referencias biográficas de los filósofos y pensadores

 

Índices y sumarios

 Índices y sumarios de las obras clásicas del pensamiento

 

En la red y en español

Directorio y breve descripción de revistas de filosofía en español editadas en la red

 

Razón vital

Foro telemático dedicado a José Ortega y Gasset

 

Curso de Psicología

Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)

 

Vocabulario de psicología

Explicación de los principales conceptos, tesis y escuelas en el área de la Psicología

 

La psicología contemporánea

Manual del filósofo y psicólogo español J. Vicente Viqueira

 

Vocabulario de economía

Principales conceptos de esa ciencia. Por el catedrático de economía José Manuel Piernas Hurtado

 

Legislación educativa y cultural

 

 

VOLTAIRE - DICCIONARIO FILOSÓFICO 

Índice (A) (B-C) (D-F) (G-N) (O-Z)



Voltaire es un precursor. Es el portaantorcha
del siglo XVIII, que precede y anuncia la Revolución.
Es la estrella de ese gran mañana. Los sacerdotes
tienen razón para llamarle Lucifer.


         VÍCTOR HUGO

 

Secta  ◄

Voltaire - Diccionario Filosófico  

►  Sentido común

 

SENTENCIAS DE MUERTE

Sentencias de muerte - Diccionario Filosófico de VoltaireLeyendo la Historia y viendo la serie casi nunca interrumpida de calamidades que se amontonan en este globo, que algunos llaman el mejor de los mundos posibles, me chocó sobre todo la gran cantidad de hombres considerables en el Estado, en la Iglesia y en la sociedad que hubo sentenciados a muerte, como si fueran ladrones de caminos reales. No me ocuparé ahora de asesinatos ni de envenenamientos; sólo voy a ocuparme de matanzas hechas en forma jurídica, bajo el amparo de las leyes, y ceremoniosamente empezaré por los reyes y reinos. Sólo Inglaterra puede proporcionar una lista bastante larga; pero si me hubiera de ocupar de cancilleres y de caballeros, necesitaría escribir más de un volumen. Entre los que de ese modo hizo morir la justicia, no creo que haya cuatro en toda Europa que hubieran cumplido su sentencia si su proceso hubiese durado algún tiempo más, o si sus enemigos hubieran muerto de apoplejía durante la instrucción del proceso.

Si la fístula hubiera gangrenado el recto del cardenal Richelieu algunos meses más pronto, De Thou, Cinq-Mars y otros hubieran quedado en libertad. Si Barneveldt hubiera tenido por jueces tantos arminianos como gomaristas, hubiera muerto en su lecho. Si el condestable Luynes no hubiera pedido la confiscación de la mariscala D'Ancre, no la hubieran quemado como hechicera. Cuando prenden al hombre que realmente es criminal y cuyo crimen está probado, puede asegurarse que en cualquier tiempo y cualquiera jueces que le juzguen, llegará un día en que será sentenciado; pero no sucede lo mismo con los hombres de Estado; sustituid sus jueces por otros, o esperad que los tiempos cambien, que las pasiones se apacigüen, y salvarán la vida.

Suponed que la reina Isabel muere de indigestión la víspera de sentenciar a muerte a María Estuardo; si hubiera sucedido esa hipótesis, María Estuardo hubiera continuado sentada en el trono de Escocia, de Inglaterra y de Irlanda, en vez de morir en un cadalso por mano del verdugo. Si Cromwell hubiera adquirido una enfermedad durante el proceso de Carlos I, nadie se hubiera atrevido a decapitar a este monarca. Esos dos asesinatos, revestidos no sé cómo con la forma de las leyes, no pueden incluirse en la lista de las injusticias ordinarias; pero los fallos ordinarios que pronuncian jefes competentes contra príncipes o contra grandes personajes, no hay uno solo que se hubiera ejecutado, ni aun extendido, si hubieran podido escogerse la época y las circunstancias. Ni uno solo de los sentenciados que se inmolaron en la época del cardenal Richelieu hubiera dejado de alcanzar influencia si sus procesos hubieran podido alargarse hasta la regencia de Ana de Austria. Prenden al príncipe de Condé durante el reinado de Francisco II; los comisarios le sentencian a muerte; pero Francisco II muere, y el príncipe de Condé vuelve a ser un hombre poderoso.

Pueden presentarse muchos ejemplos de esta clase, en los que hay que tener siempre presente el espíritu de los tiempos. Por una acusación vaga de ateísmo murió Vanini en la hoguera; si hoy hubiera alguien bastante pedante y bastante tonto que escribiera los libros de Vanini, nadie los leería; pero el hecho no tendría más consecuencias.

Un español pasó por Ginebra a mitad del siglo XVI. Juan Calvino averigua que ese español se aloja en una hospedería, y recuerda que estuvo disputando con él sobre una materia que ni uno ni otro entendían. El teólogo Juan Calvino hace prender al viajero, faltando a las leyes divinas y humanas; consigue que le encierren en un calabozo y que lo quemen a fuego lento con leña verde, con la idea de que el suplicio dure más tiempo. Esa maniobra infernal no pasaría hoy por la imaginación de nadie; si Miguel Servet hubiera venido al mundo en tiempos posteriores, nadie le hubiera perseguido.

Lo que se llama «justicia» es, pues, tan arbitrario como las modas; los hombres pasan por épocas de horrores y de locura, como pasan por épocas de peste, y este contagio da la vuelta al mundo.

 

Voltaire - Diccionario Filosófico    

SENTENCIAS DE MUERTE

 

Secta  ◄

 

►  Sentido común

 

 

  © TORRE DE BABEL EDICIONES - Edición: Isabel Blanco  - Aviso legal y política de privacidad