TORRE DE BABEL EDICIONES

Portal de Filosofía,  Psicología y Humanidades

BIBLIOTECA DEL PENSAMIENTO - Catálogo

Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano

Selección de artículos de una de las más importantes y clásicas Enciclopedias en lengua española

 

 Mitología griega e historia de los grandes hombres de Grecia

Sencilla exposición de la mitología griega, historia de los héroes, semidioses y hombres célebres griegos. Por Fernán Caballero.

 

Historia de la Filosofía

Edición digital de la Historia de la Filosofía de Jaime Balmes

 

Historia de la Filosofía

Explicación de la filosofía de los principales pensadores, resúmenes, ejercicios...

 

Diccionario de Filosofía

Breve definición de los términos y conceptos filosóficos más importantes

 

Biografías y semblanzas

Vidas y referencias biográficas de los filósofos y pensadores

 

Índices y sumarios

 Índices y sumarios de las obras clásicas del pensamiento

 

En la red y en español

Directorio y breve descripción de revistas de filosofía en español editadas en la red

 

Razón vital

Foro telemático dedicado a José Ortega y Gasset

 

Curso de Psicología

Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)

 

Vocabulario de psicología

Explicación de los principales conceptos, tesis y escuelas en el área de la Psicología

 

La psicología contemporánea

Manual del filósofo y psicólogo español J. Vicente Viqueira

 

Vocabulario de economía

Principales conceptos de esa ciencia. Por el catedrático de economía José Manuel Piernas Hurtado

 

Legislación educativa y cultural

 

 

VOLTAIRE - DICCIONARIO FILOSÓFICO 

Índice (A) (B-C) (D-F) (G-N) (O-Z)



Voltaire es un precursor. Es el portaantorcha
del siglo XVIII, que precede y anuncia la Revolución.
Es la estrella de ese gran mañana. Los sacerdotes
tienen razón para llamarle Lucifer.


         VÍCTOR HUGO

 

Intolerancia  ◄

Voltaire - Diccionario Filosófico  

►  Japón

 

INUNDACIÓN

Inundación - Diccionario Filosófico de VoltaireDícese que hubo una época en la que el globo quedó enteramente inundado; pero esto es físicamente imposible.

Puede haber sucedido que el mar cubriera sucesivamente todos los terrenos, unos tras otros; pero esto sólo pudo haber sucedido por una gradación lenta, durante multitud prodigiosa de siglos. El mar, en quinientos años, se retiró de Aguas Muertas, de Frejus y de Rávena, que eran grandes puertos, dejando cerca de dos leguas de terreno en seco. Calculando por esta progresión es evidente que se necesitarían dos millones doscientos cincuenta mil años para dar la vuelta al mundo. Es digno de notarse que este período es casi igual al que necesita el eje de la tierra para elevarse y para coincidir con el Ecuador: movimiento muy verosímil, que hace cincuenta años empieza a sospecharse que ha de suceder; y que sólo puede efectuarse durante el espacio de dos millones trescientos mil años.

Los lechos, las capas de mariscos, que se han descubierto a algunas leguas de distancia del mar, son la prueba incontestable de que éste ha ido depositando poco a poco sus productos marítimos en terrenos que eran antiguamente playas del Océano; pero que el agua haya cubierto enteramente todo el globo al mismo tiempo es una quimera absurda en física, cuya imposibilidad demuestran las leyes de la gravitación, las leyes de los fluidos y de insuficiencia de la cantidad de agua. No decimos esto para atacar la verdad del diluvio universal, que refiere el Pentateuco; lo decimos, por el contrario, para probar que fue un milagro, que debemos creer; fue un milagro, porque no pudo realizarse obedeciendo a las leyes físicas.

Todo es milagroso en la historia del diluvio. Milagro fue que cuarenta días de lluvia inundaran las cuatro partes del mundo, y que el agua alcanzara la altura de quince codos por encima de las montañas más altas; milagro fue que hubiera entonces cataratas, puertas y aberturas en el cielo; milagro fue que se reunieran en el arca los animales de todas partes del mundo. Milagro fue que Noé pudiera darles alimento durante diez meses; milagro que no murieran allí la mayoría de ellos; milagro fue que encontraran alimento al salir del arca. Siendo, pues, la historia del diluvio la más milagrosa de todas las historias, sería insensatez querérsela explicar: es uno de esos misterios que la fe nos hace creer, y la fe consiste en creer lo que la razón no cree, lo que también es otro milagro.

La historia del diluvio universal es como la de la torre de Babel, como la de la burra de Balaam, como la caída de Jericó al son de las trompetas, como la del paso del mar Rojo, como la de todos los prodigios que Dios se dignó realizar en favor de su pueblo predilecto. Estás historias son profundidades que la inteligencia humana no puede sondear.

Voltaire - Diccionario Filosófico    

INUNDACIÓN

 

Intolerancia  ◄

 

►  Japón

 

 

  © TORRE DE BABEL EDICIONES - Edición: Isabel Blanco  - Aviso legal y política de privacidad