TORRE DE BABEL EDICIONES

Portal de Filosofía,  Psicología y Humanidades

BIBLIOTECA DEL PENSAMIENTO - Catálogo

Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano

Selección de artículos de una de las más importantes y clásicas Enciclopedias en lengua española

 

 Mitología griega e historia de los grandes hombres de Grecia

Sencilla exposición de la mitología griega, historia de los héroes, semidioses y hombres célebres griegos. Por Fernán Caballero.

 

Historia de la Filosofía

Edición digital de la Historia de la Filosofía de Jaime Balmes

 

Historia de la Filosofía

Explicación de la filosofía de los principales pensadores, resúmenes, ejercicios...

 

Diccionario de Filosofía

Breve definición de los términos y conceptos filosóficos más importantes

 

Biografías y semblanzas

Vidas y referencias biográficas de los filósofos y pensadores

 

Índices y sumarios

 Índices y sumarios de las obras clásicas del pensamiento

 

En la red y en español

Directorio y breve descripción de revistas de filosofía en español editadas en la red

 

Razón vital

Foro telemático dedicado a José Ortega y Gasset

 

Curso de Psicología

Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)

 

Vocabulario de psicología

Explicación de los principales conceptos, tesis y escuelas en el área de la Psicología

 

La psicología contemporánea

Manual del filósofo y psicólogo español J. Vicente Viqueira

 

Vocabulario de economía

Principales conceptos de esa ciencia. Por el catedrático de economía José Manuel Piernas Hurtado

 

Legislación educativa y cultural

 

 

VOLTAIRE - DICCIONARIO FILOSÓFICO 

Índice (A) (B-C) (D-F) (G-N) (O-Z)



Voltaire es un precursor. Es el portaantorcha
del siglo XVIII, que precede y anuncia la Revolución.
Es la estrella de ese gran mañana. Los sacerdotes
tienen razón para llamarle Lucifer.


         VÍCTOR HUGO

 

Impotencia  ◄

Voltaire - Diccionario Filosófico  

►  Íncubos y súcubos

 

INCESTO

Incesto - Diccionario Filosófico de Voltaire«Los tártaros —dice El Espíritu de las leyes, libro XXVI capítulo XIV—, que pueden casarse con sus hijas, no se casan jamás con sus madres.»

No sabemos de qué tártaros habla el autor, que tiene por costumbre hacer citas falsas. En la actualidad no conocemos ningún pueblo, desde la Crimea hasta las fronteras de la China, en el que sea uso o costumbre que los habitantes se casen con sus hijas. Si era permitido a la hija casarse con el padre, no había razón para no permitir que el hijo se casara con la madre.

Montesquieu cita a un autor llamado Prisco, que se llamaba Prisco Panetes, que era un sofista que vivía en la época de Atila, y el cual dice que Atila se casó con su hija Esca, siguiendo el uso de los escitas. Prisco no ha sido impreso nunca, y se pudre su manuscrito en la biblioteca del Vaticano; sólo Fernández lo menciona. No puede establecerse la legislación de los pueblos basándola en semejantes autoridades. Ningún autor cita a Esca, ni oyó hablar nunca de que se casara con su padre Atila.

Confieso que la ley que prohíbe esa clase de matrimonios es una ley decorosa, y por eso no he creído jamás que los persas se casaran con sus hijas. En los tiempos de los Césares, algunos romanos los acusaban de esto para hacerlos odiosos. Es posible que algún príncipe de Persia cometiera un incesto y que imputaran a la nación entera la obscenidad de uno solo. Quiero creer que se permitiera a los antiguos persas casarse con sus hermanas, lo mismo que a los atenienses, a los egipcios, a los sirios y hasta los judíos, y de esto habrán deducido que era común casarse con su padre y con su madre; pero el hecho es que el casamiento entre primos está prohibido entre los guebros actualmente, y dícese que éstos conservan la doctrina de sus antepasados tan escrupulosamente como los judíos.

Sé que me diréis que el mundo está lleno de contradicciones; que prohibía la ley judía casarse con dos hermanas, por parecer esto demasiado indecente, y que, sin embargo, Jacob se casó con Raquel viviendo la hermana mayor de ésta, y que Raquel es el tipo de la Iglesia católica, apostólica, y romana. Es verdad, pero esto no impide que si un particular se acuesta en Europa con dos hermanas, sea acerbamente censurado. Respecto a los hombres poderosos constituidos en dignidad, pueden unirse con todas las hermanas de sus mujeres que quieran para hacer la felicidad de sus Estados, y hasta con las hermanas de su padre y de su madre, según se les ocurra. Era mucho peor acostarse con vuestra comadre o con vuestra madrina; era un crimen irremisible, según las Capitulares de Carlomagno, que le llamaban incesto espiritual.

Andovera, que se llamó reina de Francia por ser esposa de Chilperico, régulo de Soissons, fue vilipendiada por la justicia eclesiástica, que la degradó y la divorció, por haber sostenido a su propio hijo en la pila bautismal, convirtiéndose de ese modo en comadre de su propio marido. Cometió pecado mortal, un sacrilegio y un incesto espiritual, que la hizo perder el tálamo y la corona. Este caso contradice lo que dije hace poco: que todo se permite a los grandes en materia de amor; pero al decir esto aludía yo a los tiempos presentes y no a los tiempos de Andovera.

En cuanto al incesto carnal, leed lo que dice el abogado Vougland (1), parte VIII, título III, capítulo IX: opina que deben morir quemados en la hoguera el primo y la prima que hayan tenido un momento de debilidad. Muy riguroso es el abogado Vougland.

__________

(1) Pedro Francisco Muyard de Vougland, que murió el 15 de marzo de 1793 y fue autor de la Refutación de Beccaria.—N. del T.

 

Voltaire - Diccionario Filosófico    

INCESTO

 

Impotencia  ◄

 

►  Íncubos y súcubos

 

 

  © TORRE DE BABEL EDICIONES - Edición: Isabel Blanco  - Aviso legal y política de privacidad