TORRE DE BABEL EDICIONES

Portal de Filosofía,  Psicología y Humanidades

BIBLIOTECA DEL PENSAMIENTO - Catálogo

Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano

Selección de artículos de una de las más importantes y clásicas Enciclopedias en lengua española

 

 Mitología griega e historia de los grandes hombres de Grecia

Sencilla exposición de la mitología griega, historia de los héroes, semidioses y hombres célebres griegos. Por Fernán Caballero.

 

Historia de la Filosofía

Edición digital de la Historia de la Filosofía de Jaime Balmes

 

Historia de la Filosofía

Explicación de la filosofía de los principales pensadores, resúmenes, ejercicios...

 

Diccionario de Filosofía

Breve definición de los términos y conceptos filosóficos más importantes

 

Biografías y semblanzas

Vidas y referencias biográficas de los filósofos y pensadores

 

Índices y sumarios

 Índices y sumarios de las obras clásicas del pensamiento

 

En la red y en español

Directorio y breve descripción de revistas de filosofía en español editadas en la red

 

Razón vital

Foro telemático dedicado a José Ortega y Gasset

 

Curso de Psicología

Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)

 

Vocabulario de psicología

Explicación de los principales conceptos, tesis y escuelas en el área de la Psicología

 

La psicología contemporánea

Manual del filósofo y psicólogo español J. Vicente Viqueira

 

Vocabulario de economía

Principales conceptos de esa ciencia. Por el catedrático de economía José Manuel Piernas Hurtado

 

Legislación educativa y cultural

 

 

VOLTAIRE - DICCIONARIO FILOSÓFICO 

Índice (A) (B-C) (D-F) (G-N) (O-Z)



Voltaire es un precursor. Es el portaantorcha
del siglo XVIII, que precede y anuncia la Revolución.
Es la estrella de ese gran mañana. Los sacerdotes
tienen razón para llamarle Lucifer.


         VÍCTOR HUGO

 

Buey Apis (sacerdotes del)  ◄

Voltaire - Diccionario Filosófico  

►  Bula

 

BUFÓN, BURLESCO

Bufón, burlesco - Diccionario Filosófico de VoltaireSutil fue el escoliasta que dijo que la etimología de la palabra «bufón» proviene de un sacrificador de Atenas, llamado Bufo, que, harto de su oficio, huyó para siempre de la ciudad. El Areópago, no pudiendo castigarle, formó proceso al hacha que usaba dicho sacerdote para desempeñar su profesión. Refiérese que esa farsa se representaba todos los años en el templo de Júpiter y la titulaban bufonería; pero esta historieta no me merece gran crédito. La palabra «bufón» no era un nombre propio; bufonos significaba «inmolador de bueyes». Los griegos nunca llamaron bufonía a ninguna de sus burlas; dicha ceremonia, aunque parece frívola, pudo haber tenido un origen más humano, digno de los verdaderos atenienses.

Una vez cada año, el sacrificador subalterno, o mejor dicho, el carnicero sagrado, al disponerse a inmolar un buey, huía, siendo presa de cierto terror, sin duda para recordar a los hombres que en los tiempos más sencillos y más dichosos sólo consagraban a los dioses flores y frutos, y que la barbarie de inmolarles animales útiles no se introdujo hasta que hubo allí sacerdotes que engordaban con la sangre que hacían derramar y que vivían a expensas de los pueblos. Esta idea no tiene nada de bufona.

La voz «bufón» se admitió mucho tiempo después en Italia y en España, y significaba mímico, farsante, juglar. Menaje, después de Saumaise, la deriva de Hinflata bocca, y en efecto, los bufones suelen tener la cara redonda y las mejillas abultadas. Los italianos llaman buffone magro (bufón flaco) para clasificar al hombre que las echa de gracioso y no consigue hacer reír a nadie.

Bufonerías son las farsas más grotescas que se representan en los barracones de las ferias para distraer al populacho. De ese modo empezaron las tragedias para avergonzar al espíritu humano. Thespis fue un bufón antes que Sófocles fuese un gran hombre. En los siglos XVI y XVII, las tragedias españolas e inglesas estaban envilecidas por las bufonerías más repugnantes, y los bufones deshonraron las cortes de los reyes más que deshonraban el teatro. El moho que dejó la barbarie estaba tan pegado todavía, que los hombres no gozaban aún de los placeres intelectuales.

Voltaire - Diccionario Filosófico    

BUFÓN, BURLESCO

 

Buey Apis (sacerdotes del)  ◄

 

►  Bula

 

 

  © TORRE DE BABEL EDICIONES - Edición: Isabel Blanco  - Aviso legal y política de privacidad